viernes 27 de mayo de 2016
PAÍS

Bancos suizos amenazan con cerrar las cuentas de quienes no se adhieran al blanqueo

Sus clientes argentinos se desayunaron con un dossier de 40 páginas. Les exigen una declaración jurada de que es dinero lícito y declarado. Y les sugieren el blanqueo. Por eso en la City le auguran un éxito a la medida.

Clientes argentinos con cuentas en bancos suizos se desayunaron con un dossier de 40 páginas (actualizado a 2016) que recibieron de parte de todas las entidades. En carácter de declaración jurada, y para que no les cierren las cuentas, deben firmar que su dinero es lícito, que había sido declarado ante AFIP, y recomiendan que se sumen al blanqueo.

Están rearmando los legajos de todos sus clientes y les advierten que, desde el año que viene, se verán obligados a investigarlos por las normas de prevención de lavado de dinero. Dependiendo de la cuenta de inversión que tienen es el interrogatorio: no es el mismo para una persona física que para una jurídica, una sociedad o un fideicomiso.

De acuerdo a la estructura jurídica que tenga la cuenta es el interrogatorio. La banca suiza lo incentiva para que sus clientes mantengan su dinero ahí, por eso están haciendo un lobby muy fuerte. En efecto, conocen a la perfección el proyecto de ley de blanqueo de capitales. Por lo general, la plata en Suiza es lícita, pero no fue declarada, en ciertos casos porque fue heredada de los abuelos y de los padres, que la mantuvieron siempre ahí.

En la City auguran un éxito del blanqueo porque, desde el año que viene, no va a haber un lugar en el mundo donde tener una cuenta con plata negra: "Es la última oportunidad de blanquear. Por lo que hablamos con varios clientes, amigos y conocidos, todos van a blanquear todo lo que puedan. El dinero negro que va a quedar va a ser sólo el transaccional, ocasional, de giro de algún negocio o bien lo guardado en alguna caja de seguridad. Los tenedores de grandes cuentas con dinero negro van a tener que blanquear obligatoriamente, porque no quedan alternativas", coinciden en los directorios de los bancos.

En las mesas admiten que las empresas que hoy quieren invertir se quedaron sin "caja blanca", mientras las plazas de Ginebra y de Zurich están echando a los clientes argentinos de los bancos que tienen menos de u$s 500.000.

En el sector confiesan que resulta cada vez más complicado moverse con dinero no declarado, tema que se acentuará aún más desde el año que viene: "Muchas empresas quedaron atadas de pies y manos y no pueden girar los dólares para reactivar la economía", advierten.

Dejanos tu comentario

lunes 21 de agosto
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador