lunes 29 de agosto de 2016

Dilma Rousseff enfrentó al Senado para intentar salvar su gobierno

Se presentó en la Cámara Alta de Brasil donde le pautaron una hora para defenderse de las acusaciones y luego responder preguntas. Está acusada de "maquillaje" fiscal.

La presidenta Dilma Rousseff se presentó en el Senado de Brasil para responder a las acusaciones de tres abogados que pidieron su impeachment a principios de año. Diputados había votado el 17 de abril la apertura del proceso de alejamiento político. Y el Senado tornó operativo el inicio del juicio el 11 de mayo. Ahora, los parlamentarios de la Cámara Alta deben decidir si la jefa de Estado cometió "un delito de responsabilidad", sobre supuestas violaciones a normas administrativas con el presupuesto.

Dilma tendrá una hora frente a los senadores para intentar salvar su gobierno. Y entre el martes y el miércoles, el pleno del Senado decidirá su futuro. Con 54 votos afirmativos sobre un total de 81, Rousseff quedará definitivamente apartada del cargo.

La gobernante, y sus defensores, confían en salvar su mandato. Y como ella señaló, en su carta al Congreso y el pueblo brasileños, si esto ocurre convocará inmediatamente a un plebiscito que habilite comicios presidenciales anticipados. Para su ex ministro, el senador Armando Monteiro, está en juego "preservar la democracia". Para quienes fueron oposición y hoy son oficialismo, como el senador socialdemócrata Antonio Anastasia (del PSDB), la salida de Dilma y la entrada de su vice Michel Temer es la condición para que "se tomen todas las medidas necesarias que permitan la recuperación del crecimiento de Brasil".

En cuanto algunos parlamentarios se preocupan por la "sustancia" del juicio, de modo que quede "legitimado" el alejamiento definitivo de Rousseff, otros se mostraban el viernes a última hora más ansiosos por establecer una norma de conducta, en la sesión de este día clave, que impida –según afirmaron— "la victimización de Dilma". Así, los líderes de la coalición de Temer decidieron, en una cita que tuvieron en los despachos del Senado, fijar pautas de conducta muy estrictas. Especialmente, recomendaron mucha calma y dijeron que es preciso "no responder" a eventuales "provocaciones" de la nueva oposición (el PT y sus aliados).

Dejanos tu comentario

miércoles 07 de diciembre
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador