viernes 09 de septiembre de 2016

Educación sexual y aborto: realidad soterrada y ausencia de políticas copy

Como consecuencia de la falta de políticas sobre una realidad soterrada, no existe una dimensión real de cuántos abortos se practican en Mendoza.

En tanto el Estado está negado a debatir sobre el aborto en la era de las redes sociales, es muy sencillo acceder a las pastillas para interrumpir un embarazo.

Existen cientos de sitios web donde se ofrecen instrucciones muy precisas sobre qué es la pastilla con Misoprostol, cómo utilizarla según la semana de embarazo de gestación que se está cursando, las posibles consecuencias como hemorragias e infecciones, y cuándo acudir la médico.

Incluso, se pueden comprar por este medio las pastillas necesarias y advertir si son verdaderas o falsas. Además, esta páginas promueven el método como algo seguro que resulta en el 98% de los casos.

Como consecuencia de la falta de políticas sobre una realidad soterrada, no existe una dimensión real de cuántos abortos se practican en Mendoza.

Existe una estimación que por cada mujer que llega a un hospital público con abortos mal hechos, otras siete no necesitaron ninguna atención médica ya que pudieron acceder a un aborto seguro, según una encuesta a informantes claves de los servicios de Ginecología y Obstetricia del sector público realizada por el Conicet, el Instituto Gino Germani y el Centro de Estudios de Estado y Sociedad (CEDES) en varias provincias, entre ellas Mendoza.

Si esto es así, en los hospitales públicos mendocinos fueron atendidas por abortos incompletos 1.673 mujeres durante 2014 (aún no están los números del 2015), lo que al aplicarse la fórmula, resultaría que 11.711 mendocinas interrumpieron su embarazo voluntariamente.

Ello puede traducirse en que se realiza un aborto por cada tres nacimientos, ya que por año nacen más de 34.000 niños mendocinos.

Dejanos tu comentario

miércoles 07 de diciembre
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador