martes 17 de mayo de 2016
PAÍS

El Gobierno aplicó una fuerte suba a los topes que permiten evitar las licitaciones públicas

El límite por el cual el Estado es obligado a concursar sus contrataciones de manera abierta fue elevado en un 650 por ciento

Con el argumento de agilizar las contrataciones del Estado, Mauricio Macri ordenó aumentar de $800.000 a $6.500.000 el piso a partir del cual los funcionarios públicos están obligados a realizar una licitación pública.

A partir de la modificación anunciada este martes a través del Decreto 690 publicado en el Boletín Oficial, los nuevos topes serán los siguientes:

1) $75.000 para realizar contrataciones por trámite simplificado.

2) $1.300.000 para contrataciones directas según lo contemplado por el apartado 1 del inciso d) del artículo 25 del Decreto Delegado Nº 1.023/2001. Antes el límite era de 200.000 pesos. Implica un aumento del 550 por ciento.

3) $6.000.000 para licitaciones privadas o concursos privados. Antes el límite era de 800.000 pesos. Implica un aumento de 650 por ciento.

4) Más de $6.000.000 para licitaciones públicas o concursos públicos. Antes el límite era de 800.000 pesos. Implica un aumento de 650 por ciento.

La suba de los topes dará a los funcionarios un mayor margen de libertad para las contrataciones, lo cual puede resultar tanto en una agilización de los procesos como también en una mayor discrecionalidad a la hora del uso de los recursos públicos.

El Gobierno argumentó que la decisión de subir los topes fue tomada para que "los distintos organismos estatales puedan cumplir con mayor celeridad y eficacia sus objetivos en aras del bienestar general", según consta en los considerandos del Decreto 690.

Dejanos tu comentario

miércoles 24 de mayo
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador