lunes 14 de noviembre de 2016

El Gobierno recibió los dispositivos electrónicos para casos de violencia de género

Consisten en pulseras electrónicas con un sistema de geolocalización para controlar, mediante un sistema de monitoreo de 24 horas, si una medida de prohibición de acercamiento se cumple.

Los ministros de Salud, Desarrollo Social y Deportes, Rubén Giacchi; de Trabajo, Gobierno y Justicia, Dalmiro Garay, y de Seguridad, Gianni Venier, recibieron en la Casa de Gobierno a la subsecretaria de Acceso a la Justicia de la Nación, María Fernanda Rodríguez. La funcionaria llegó para anunciar que la Provincia dispone de veinte dispositivos electrónicos para la protección de víctimas de violencia de género.

Los funcionarios explicaron que la entrega se hará efectiva cuando la medida sea ordenada por parte de la autoridad judicial pertinente en materia penal y dispuesta bajo la modalidad de acceso a la medida cautelar.

El sistema de pulseras gemelas permitirá determinar si una prohibición de acercamiento se cumple, a partir de un sistema de monitoreo de 24 horas. Consta de tecnología de verificación de presencia y localización dual, compuesto por una pulsera y un dispositivo que portará el agresor y otro dispositivo que utilizará la víctima. En caso de violación de la restricción de acercamiento, el equipo enviará un alerta al centro de monitoreo y gestión (CMyG), desde donde se tomarán las medidas establecidas en un protocolo de acción.

Esta experiencia se realizará en forma piloto durante los próximos meses, y forma parte del conjunto de medidas que el Gobierno provincial ha tomado para el abordaje de los casos de violencia de género. Estará a cargo de la cartera de Seguridad, a través del Centro de Monitoreo y Control y la coordinación de los dispositivos electrónicos. El sistema ya se ha implementado en las provincias como Salta, Chubut, Córdoba y Buenos Aires.

"Estos dispositivos de geolocalización constituyen una herramienta más para ser más efectivos en la ejecución y sanción de medidas cautelares", expresó María Fernanda Rodríguez. La funcionaria explicó que la geolocalización permite contar con un sistema de alerta que facilita que la víctima retome su cotidianidad después de la situación de violencia, y la alivia de tomar la decisión de ser ella quien dé aviso ante la violación de la restricción, porque de eso se encarga el sistema de monitoreo. "Esto, además, nos da minutos valiosos en la prevención de un posible femicidio", afirmó Rodríguez.

"Se trata sólo de una herramienta más, porque el tema de la violencia es estructural y requiere de muchísimas acciones colaborativas. Hoy Mendoza da un ejemplo muy importante porque no sólo se está abordando desde la justicia o Seguridad, sino también desde las áreas de Salud y Desarrollo Social, entendiendo que el abordaje de esta problemática necesita acciones mancomunadas e integrales", finalizó la subsecretaria de Acceso a la Justicia.

El ministro de Seguridad, Gianni Venier, puntualizó que el sistema se establecerá sólo para medidas cautelares. "Las personas que se encuentren en esta situación podrán ser controladas por un sistema eficiente que no estará limitado sólo a un monitoreo sino que es parte de un control general", dijo.

El ministro de Salud, Rubén Giacchi, afirmó que el Gobierno en su conjunto entiende que esta problemática es cultural y se origina en los inicios de la infancia. "Por eso hemos incorporado este tema en la currícula escolar", afirmó.

El ministro anunció además que en poco tiempo desde su cartera se implementará un sistema de tratamiento para el victimario. "Con estos dispositivos, junto a la formación en las escuelas, queremos romper con este paradigma de violencia social que estamos viviendo", dijo.

Dalmiro Garay, ministro de Gobierno, Trabajo y Justicia, destacó que si supera la prueba piloto, la implementación del sistema no sólo requerirá de la tecnología sino también de "muchas horas hombre" para el monitoreo constante que deberá realizar el CEO del Ministerio de Seguridad.

En Mendoza, el sistema se complementará con la implementación del "botón antipánico", que tiene la particularidad de grabar la señal y activar, al mismo tiempo, la señal de georreferencia a través del Contac Center. Desde allí se enviará información al órgano judicial que ha dictado la medida.

"Nos va a permitir que en casos donde la violencia es muy clara, donde el agresor sea recalcitrante en la agresión, nos permita no sólo resguardar la integridad de la víctima sino saber cuándo viola la prohibición de acercamiento para que el tribunal pueda tomar otras medidas", puntualizó Garay.

Como funcionará

El mecanismo se aplicará en aquellos casos en que se solicite la provisión de "dispositivos electrónicos" en el marco de investigaciones judiciales en materia penal y en las cuales se advierta un presunto caso de violencia de género.

En principio, el dispositivo electrónico se colocará a los presuntos agresores y víctimas de violencia de género que se encuentren en una situación de violencia considerada de "alto riesgo" y cuando sea necesaria su implementación para garantizar el efectivo cumplimiento de las medidas cautelares ordenadas.

La tecnología cumple funciones de verificación de presencia y localización dual. El sistema está compuesto por una "pulsera" y un "dispositivo" para el presunto agresor; y un "dispositivo" destinado a la víctima.

Instalados los elementos, emitirán una señal continua que permitirá determinar la posición de los individuos. Una vez instalados la "pulsera" y los "dispositivos", el presunto agresor no podrá acercarse a la víctima, debido a que la distancia de restricción se mantendrá, fuere cual fuese el ámbito donde se encuentren las partes, ya sea por acción premeditada o fortuita.

Ante una aproximación indebida, los elementos enviarán una alarma para desalentar el acercamiento al presunto agresor y advertir el acercamiento a la víctima y al Centro de Monitoreo y Gestión.

De este modo, estas alertas serán recepcionadas por el "CMyG" el que funcionará en el CEO y donde un operador entrenado y capacitado tomará las medidas establecidas en el protocolo de actuación.

En el encuentro, también estuvieron el procurador general de la Corte Suprema, Alejandro Gullé; la senadora provincial Claudia Majul; el presidente provisional del Senado, Juan Carlos Jaliff; el presidente de la Suprema Corte, Pedro Llorente; los subsecretarios de Relaciones Institucionales del Ministerio de Seguridad, Néstor Majul; y de Desarrollo Social, Marcela Fernández; y la directora de Género y Diversidad, Silvina Anfuso.

Dejanos tu comentario

domingo 11 de diciembre
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador