martes 28 de marzo de 2017
PAIS

El intendente de Olavarría fue interrogado por los concejales y volvió a desligarse del recital del Indio

El intendente de Olavarría, Ezequiel Galli se presentó durante cinco horas y media, anoche, ante el Concejo Deliberante por los incidentes y muertes en el recital del Indio Solari.

El intendente de Olavarría, Ezequiel Galli se presentó durante cinco horas y media, anoche, ante el Concejo Deliberante por los incidentes y muertes en el recital del Indio Solari. Sobre la responsabilidad en el caos y la desorganización de esa jornada, el jefe comunal, de 36 años, apuntó toda la noche indirectamente a la productora del show, En Vivo S.A., al decir que la empresa había anunciado una concurrencia mucho menor a la que finalmente tuvieron y que la Comuna se dedicó a promover un espectáculo que la beneficiaba.

"Las cosas no salieron como esperábamos. El lugar estaba pensado para 150 mil personas, que era la cantidad de entradas autorizadas. Esas cifras quedaron muy por detrás de la cantidad de gente que vimos en la ciudad", afirmó Galli en el inicio de su exposición, que comenzó a las 20.30 y terminó pasadas las dos de la madrugada, en el salón Rivadavia del cuerpo legislativo. Y remarcó que "la capacidad del lugar se sobrepasó de manera excesiva", en referencia al predio La Colmena.

En sus últimas palabras, el Intendente -que contó con una decena de aplaudidores, que aguantaron toda la sesión- confesó errores e hizo una leve autocrítica: "El primero fue haber confiado en el expertise de gente que hacía una década venía realizando espectáculos y exitosos. El segundo error fue que en las primeras horas después del recital, cuando salí a hablar para dar la cara el domingo, había mucha información que todavía no era precisa", y continuó: "En caso de haber esperado más tiempo podría haber llevado más certezas, pero como padre me puse en el lugar de todas las familias que desconocían el paradero de sus hijos y decidí hablar".

También, reconoció que "lo que pasó fue un hecho lamentable del que todos tenemos mucho que aprender". Luego Galli apuntó contra la prensa: "Somos mucho más que esto y, más allá de lo que se dijo en los medios, sabemos qué pasó".

Cuando ya habían pasado tres horas, respondió la pregunta 199, que refería a las razones por las que no clausuraron el predio si había exceso "en el factor ocupacional". Galli respondió: "¿Se imaginan lo que hubiera sucedido si suspendíamos? Lo que pasó fue una tragedia, pero de haber procedido de otra manera estaríamos hablando de una catástrofe".

En el final de la sesión extraodinaria, Galli asumió que no repetiría la experiencia. "Es más que obvio que no volvería a organizar un evento así", reconoció.

El Intendente aclaró que desconoce cuánta gente finalmente concurrió al espectáculo. "Diversas fuentes la han estimado en cientos de miles de personas pero no podemos asegurar que dicho cálculo sea correcto. La determinación de cuántos espectadores deberá ser determinada por la Justicia", respondió, y volvió a apuntar contra los organizadores cuando dijo que el control de acceso correspondía a ellos. Según publicó Infobae semanas atrás, la empresa concesionaria de la venta de entradas admitió que se vendieron al menos 190 mil tickets.

"Ningún funcionario creyó que fueran a venir tantas personas al evento, si no, se hubieran tomado otros recaudos. En las fechas previas hicimos comentarios estimando la cantidad de personas pero al aproximarnos a la fecha las personas con más experiencias -policías y organizadores- establecieron que se podían esperar 150 mil personas", comentó el Intendente, y tiró la responsabilidad, como en toda la noche, a En Vivo S.A.: "Los productores desestimaron las especulaciones de (que llegarían) más personas".

Llamativamente, el jefe comunal aseguró que no autorizó la venta de bebidas alcohólicas a menos de 200 metros, tal como indica la ley bonaerense. Lo que, por omisión, evidenció la falla en los controles. Al respecto, en una pregunta anterior, había asegurado que "el sistema de control funcionó bien, pero ante el desborde de gente se priorizó la realización de tareas vinculadas a preservar la seguridad de personas y bienes".

Una de las preguntas del cuestionario apuntó al video que se difundió donde el Intendente aparece en una reunión con los productores y los vendedores de cerveza. El Intendente explicó: "Esa reunión se llevó a cabo porque el Municipio fue informado, porque se habían desarrollado incidentes en la zona del predio. Se consignó que vecinos quedaban del otro lado del fenólico detrás del escenario por lo que no podían usar sus casas como puestos de venta. Entonces prendieron gomas. Ante esta situación, funcionarios municipales decidieron brindar un espacio en el Palacio para reunión entre productores y vecinos. Entré para calmar los ánimos porque se escuchaban gritos. Estuve sólo unos momentos, requerí una solución a la productora. Nunca participé de una negociación de venta de artículo o mercadería".

Más tarde, ante una repregunta, dijo que "el video estuvo editado".

Sobre el traslado en camiones de decenas de personas que habían quedado varadas tras el recital, el Intendente reconoció que "fue un punto muy polémico; esa foto no es la que yo hubiera esperado, pero ante la situación extrema de la Terminal se tomó una decisión difícil". Y detalló que durante la mañana del domingo eran "aproximadamente 6.000 personas" varadas en la ciudad, y "de ellas, 200 estaban causando problemas en el área de la terminal de ómnibus y resultaba difícil su contención" porque "sus actitudes violentas amenazaba a extenderse".

Dejanos tu comentario

martes 24 de octubre
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador