domingo 05 de febrero de 2017
PAÍS

El proyecto para la nueva ley de medios estará listo en marzo

El funcionario dijo que el texto que irá al Congreso nacional contemplará a los medios tradicionales y a los digitales. Afirmó que "jamás" usarán los canales oficiales de comunicación como herramienta de propaganda política

Llegó a Buenos Aires ayer a la mañana desde París. Tuvo una reunión de trabajo a las 9 y a las 11 salió en el avión rumbo a Mendoza. A la tarde participó en una actividad por el Bicentenario del Cruce de los Andes en Las Heras, y anoche volvió a viajar. Intertanto, dio algunas entrevistas a la prensa local.

Viste de sport, lo acompañan su jefe de prensa y una fotógrafa. Posa para las fotos, pero se nota que no se siente cómodo. Igualmente hace lo que el reportero gráfico le pide. Responde a todo lo que se le pregunta y también pregunta sobre el trabajo de quienes lo entrevistan.
Hernán Lombardi, titular del sistema de medios del país, tiene a su cargo la tarea de manejar todos los canales de comunicación pública del gobierno. Dice que, a diferencia de la gestión anterior, ellos no los usarán para hacer propaganda política.

–¿Cómo está hoy el sistema de los medios públicos?
–Creemos que es una misión central de la democracia tener un sistema de medios públicos potente, de calidad y abierto a todas las voces. Nosotros teníamos un sistema que se había transformado en un ministerio de la propaganda y nadie debería sentirse ofendido, simplemente es una descripción de la realidad, se había convertido en un lugar de agravios hacia el resto en lo público que debería ser un lugar de excelencia.

–¿No le hace falta al gobierno actual propaganda?
–Eso lastimaría nuestro sentido republicano, que es parte de una visión de que los medios públicos, como los partidos políticos, son herramientas de la democracia moderna a la hora de construir la república. Jamás haríamos eso.

–¿Hay periodismo militante?
–A mí me molesta la militancia entendida como una herramienta de propaganda de periodismo. El problema es cuando secuestrás a los medios públicos para hacerlos un instrumento de tu propiedad. Vivíamos agobiados, y este año lo hemos vivido todos los argentinos con libertad y respirando aire puro.

–¿Hacia dónde van los medios públicos en esta gestión?
–Siempre seguimos la misma línea de pensamiento en todos los medios: pluralismo informativo, todas las voces se escuchan, federalismo, excelencia. Hay periodistas de todas las provincias en la TV Pública.

–¿Qué tan complicada ha sido la transición de una gestión a otra en los medios públicos?
–Nosotros lo hemos definido de una forma muy simple: paciencia y firmeza. No es fácil, ha habido corrupción, la obra de Radio Nacional Mendoza es un claro ejemplo de corrupción, la dejaron abandonada, era un escándalo cómo estaba. Ha habido aprovechamiento, gente que se benefició ostensiblemente de las cuestiones económicas y también hay una resistencia que se expresó en muchos aspectos. Hay gente que considera que porque trabaja en los medios es propietaria, que se aferra y se cree la dueña, y es algo que vamos modificando con paciencia y firmeza día tras día.

–Hubo despidos...
–No son despidos, cualquier emisora de radio o de televisión, pública o privada en cualquier lugar del mundo tiene el derecho a cambiar todos los años la programación, es una verdad muy evidente. Nosotros tenemos que ser inflexibles con los privilegiados porque además los sueldos son altísimos.

–¿Pagan mejor los medios públicos que los privados?
–Sí. Y estamos llevando a que sea un orgullo trabajar en el Estado, con buenos sueldos, pero sin privilegios. Hay gente nostálgica de la década pasada que cree que eso quedó para siempre, pero la verdad es que la Argentina decidió cambiar, con dificultades, con tropezones, pero los argentinos decidieron cambiar.

–Uno de esos cambios fue la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, por decreto...
–Pero ese decreto fue ratificado en el Congreso. Hoy por hoy es una ley de la Nación.

–¿Se va a discutir una nueva ley?
–El 1 de marzo vamos a entregarle al Presidente el nuevo proyecto. Se ha consultado a más de 80 organizaciones.

–¿Cómo será el nuevo proyecto?
–Nosotros pensamos que la ley anterior nació vieja, en un mundo donde prácticamente se vuelve indistinguible lo digital de lo audiovisual; tenías una ley de comunicaciones separada de una de servicios audiovisuales. La nueva ley será una nueva ley que exprese esta convergencia tecnológica, hoy vemos la televisión por celular; ese pequeño detalle no estaba regulado. La nueva ley va a ser una ley convergente; la principal crítica a la anterior, además de todo su sesgo político, es que nació vieja.

Dejanos tu comentario

sábado 19 de agosto
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador