lunes 08 de agosto de 2016
POLICIALES

En detalle: así fue la maratónica jornada del juicio por los asesinatos de Majo Coni y Marina Menegazzo

Sin la presencia de los acusados, se realizaron los alegatos iniciales y declararon ocho testigos.

Enviado especial a Ecuador

Con suma atención y sobriedad, los familiares de María José Coni (22) y Marina Menegazzo (21) presenciaron la primera jornada del juicio que busca esclarecer el asesinato de las dos jóvenes turistas en la localidad de Montañita. La maratónica jornada que duró nueve horas dejó entrever las estrategias de las partes de cara al proceso penal.

Minutos antes de las 11 (hora argentina) la calle de ingreso a la sala única de la Corte Provincial de Santa Elena estaba cortada por disposición policial. Poco a poco fueron llegando familiares de las víctimas y de los acusados, Alberto Segundo Mina Ponce (33) y Aurelio Eduardo Rodríguez (39). Los medios locales se agolparon en busca de conseguir las declaraciones de los protagonistas.

El debate comenzó por orden del Primer Tribunal de Garantías Penales, presidido por Pedro Ordoñez Santa Cruz. A diferencia de los procesos penales en Mendoza, cada una de las partes realizó un alegato introductorio.

La primera fue la fiscal que lideró la pesquisa, María Coloma, quien realizó un breve relato de los hechos y aseguró que los acusados les ofrecieron "alojamiento y falsa seguridad" a las víctimas. "Las pruebas en su contra son contundentes", aseveró la funcionaria judicial.

Luego fue el turno del abogado querellante Hernán Ulloa quien en una enérgica argumentación apuntó que Ponce Mina "confesó cómo cometió el crimen en forma brutal y voluntaria después que María José no accediera a una propuesta", apuntando a la hipótesis sexual como móvil del doble crimen. También se dirigió al tribunal y les anticipó que "les va a quedar certeza que los acusados participaron de este hecho macabro".

"Estas chicas viajaron para tener experiencias positivas en sus vidas. Vean los rostros de las familias Menegazzo y Coni, que sus hijas fueron violadas y asesinadas", concluyó Ulloa.

La abogada de Ponce Mina, Milena Zambrano, aseguró que su defendido les ofreció alojamiento a las víctimas y luego se fue de su domicilio. Al regresar, en horas de la madrugada, se encontró con los cadáveres. "Mi cliente es padre de familia y es una víctima más de todo esto", dijo, apuntando a que fue incriminado por temas políticos.

Finalmente alegó Joselito Argüello, defensor del Rojo Rodríguez, quien apuntó a Ponce Mina asegurando que fue autor confeso y que manifestó que cometió el crimen solo. "El único accionar de mi defendido fue prestar ayuda a dos jóvenes sin saber lo que iba a suceder", argumentó

El proceso continuó con la declaración de ocho testigos, todos funcionarios policiales y judiciales, que brindaron detalles sobre los peritajes que se realizaron en los cuerpos y en el teatro de los hechos. Algunos puntos sobresalientes fueron el hallazgo de 21 CD's con portadas pornográficas en la casa de Ponce Mina, las 129 manchas de sangre que se encontraron en el interior del domicilio pese a haber sido limpiadas, la confesión de Ponce Mina a dos de los funcionarios y la determinación de que las víctimas recibieron lesiones cuando estaban con vida.

El debate continuará este martes a las 11 (hora argentina) con más testimoniales. Fuentes judiciales se mostraron esperanzadas en conocer la sentencia el miércoles 17 de agosto.

Dejanos tu comentario

sábado 21 de octubre
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador