sábado 16 de abril de 2016
PAÍS

Estimaron un aumento del 84 % en el caudal del Río Paraná

El mismo informe indicó que El Niño "continuará debilitándose hacia junio", pero mientras tanto las inundaciones afectan la agricultura y ganadería de las zonas.

El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) alertó esta semana sobre la posibilidad de que la cantidad de agua escurrida del Río Paraná en el puerto de Corrientes sea muy superior a lo normal para el próximo semestre, con un aumento de hasta el 84% en su caudal.

Además, en el mismo informe aseguró que El Niño "continuará debilitándose hacia junio", pero mientras tanto las inundaciones afectan la agricultura y ganadería de las zonas productivas y otras economías regionales.

Mientras que, en condiciones normales, el río Paraná –en el puerto de Corrientes desde abril hasta septiembre– escurre un volumen de entre 229 y 265 mil hectómetros cúbicos (hm3), "el pronóstico del volumen estacional para el próximo semestre es de 455 mil hm3, es decir, un 84 % más que el normal", dijeron los técnicos.

Este pronóstico fue publicado por el Instituto de Clima y Agua del INTA y además, el reporte afirma que El Niño continuará hasta junio de este año.

Juan Borús, técnico del Instituto Nacional del Agua (INA), manifestó que "hoy, la cuenca del Paraná está en niveles muy por encima de los normales, e incluso en muchos casos, por encima de los niveles de alerta".

En este contexto, el especialista del INA puntualizó que cualquier evento medianamente significativo que haya en la alta cuenca o en la del río Iguazú, podría significar un repunte con niveles por encima de los 6 metros en Corrientes.

Desde el Instituto destacaron la importancia de "estar atentos" a las alertas hidrológicas y al riesgo hídrico de la Cuenca del Plata, en especial aquellos productores agropecuarios en zonas bajas o de islas.

Para Borus, si bien es cierto que, en términos generales, el fenómeno climático de El Niño está en declinación, su señal para nuestra región todavía no ha cesado.

Además, la humedad está presente por lo que es perfectamente probable que ocurran nuevas precipitaciones o el agravamiento en la cuenca de los ríos.

En este sentido, recomendó "seguir la situación muy de cerca". Por su parte, José Luis Spontón –director del Centro Regional Santa Fe del INTA– aseguró: "Con las lluvias de la última semana, la situación empeoró en toda la provincia y ahora no sólo el problema es en las zonas cercanas al río sino que también se dan en el área más continental".

En consecuencia, se ven afectadas las producciones agrícolas como soja, algodón, arroz, horticultura y lechería, lo que se suma a los problemas de logística causados por el mal estado de los caminos de tierra.

"Trabajamos en la concientización sobre la necesidad de refuerzo y acondicionamiento de la infraestructura tales como caminos y dormideros, como así también comenzamos con las recomendaciones técnicas para los productores sobre bienestar y sanidad animal", detalló Spontón.

Además señaló que también están "organizando la gestión de alimentos para las poblaciones ribereñas a partir de la creación de huertas comunitarias que nos permitirán abastecerlos en el caso de una eventual emergencia", explicó el director de Santa Fe.

Dejanos tu comentario

lunes 23 de octubre
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador