martes 06 de septiembre de 2016

Fuerte temporal obligó a suspender las clases en varias ciudades de la costa: hubo olas de cinco metros

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) mantuvo durante toda la jornada un alerta por vientos intensos y abundantes precipitaciones, mientras que recién se preveía una mejora en las condiciones climáticas para el miércoles.

Un fuerte temporal de viento y lluvia causó serios inconvenientes en varios puntos de la zona atlántica bonaerense, donde cayeron árboles y carteles y debieron suspenderse las clases.

La actividad escolar fue suspendida en Mar del Plata, Pinamar, Villa Gesell y el Partido de la Costa, donde se registraron ráfagas que llegaron a los 70 kilómetros por hora.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) mantuvo durante toda la jornada un alerta por vientos intensos y abundantes precipitaciones, mientras que recién se preveía una mejora en las condiciones climáticas para el miércoles.

La zona de cobertura del alerta meteorológico abarcaba al este de la Provincia de Buenos Aires, el Río de la Plata exterior, y área marítima adyacente a la costa este de la provincia.

Según el organismo, sobre el área de cobertura continuarán registrándose lluvias y lloviznas de variada intensidad, mientras que se prevía que las precipitaciones persistan hasta la noche del martes, totalizando valores entre 50 y 100 milímetros de agua caída, los que podrían ser superiores en zona marítima.

Como consecuencia de la caída de postes varias zonas del litoral atlántico quedaron sin luz. En Mar del Plata, la Dirección de Defensa Civil informó que "hay muchas calles intransitables y se está en alerta para asistir a familias", aunque hasta la mañana de este martes no se habían registrado evacuaciones.

Se cayeron varios árboles en la ciudad balnearia y una de las situaciones más graves se produjo en la esquina de Remedios de Escalada y Chacabuco, donde "la caída de un eucaliptus dejó a un sector muy grande sin luz", informó al sitio 0223 el director de Defensa Civil local, Alberto Quintana.

En tanto, la Universidad Nacional de Mar del Plata dio libertad a cada decano para dar asueto, si lo creía conveniente, en las distintas facultades. El firmamento en la zona costera era temible con olas de hasta cinco metros de altura que golpeaban contra las playas.

En Villa Gesell se derrumbó el cartel de bienvenida a la ciudad y cayeron algunos árboles, al igual que en Pinamar, donde varios barrios se quedaron sin energía eléctrica.

Dejanos tu comentario

domingo 04 de diciembre
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador