sábado 16 de abril de 2016
PAÍS

Habrá nuevo paro nacional bancario el jueves y el viernes

El gremio dispuso seguir su plan de lucha en reclamo por aumentos salariales y contra los despidos.

Buenos Aires. La Asociación Bancaria (AB) confirmó ayer un nuevo paro nacional, para jueves y viernes de la semana próxima, en reclamo de un aumento salarial y en protesta por el despido de empleados de los bancos Central, Provincia e Hipotecario.
En un comunicado, el gremio que encabeza el mendocino Sergio Palazzo exigió también la derogación del Impuesto a Ganancias y el cese de todas las tercerizaciones.
Los empleados bancarios llevaron a cabo un paro de 24 horas el jueves, que tuvo un alto acatamiento en las entidades del microcentro porteño y fue dispar en el resto del país.
"No hay peor sordo que el que no quiere oír. Paramos el 21 y 22 de abril", señaló el sindicato y destacó la participación que tuvo la huelga realizada en la semana.
El sindicato también exigió "garantías de estabilidad laboral en los Bancos Citi e Hipotecario", ya que circularon versiones sobre supuestos despidos.
Por su parte, los trabajadores del Banco Provincia de Buenos Aires concretaron ayer la segunda jornada de paro, que según el gremio tuvo un altísimo acatamiento, para reclamar la reincorporación de 9 despedidos.
"La Asociación Bancaria reitera e insiste que la preservación, consolidación y desarrollo de la estructura de la Banca Pública es una reivindicación innegociable", agregó el sindicato.

Aumento a cuenta

La Unión Obrera Metalúrgica y las cámaras empresarias del sector acordaron ayer un aumento salarial del 18% para abril, que será abonado a cuenta de la paritaria anual.
Fuentes vinculadas a la negociación indicaron que las partes coincidieron en el acuerdo que se alcance tenga una vigencia anual y acordaron que el miércoles 26 de abril volverán a reunirse para continuar las tratativas.
El gremio que conduce Antonio Caló reclama una mejora para todo el año del 35%, pero los empresarios del sector están dispuestos a ofrecer hasta un 30%.
El planteo sindical elevaría el salario básico de $8.000 a poco más de $10.500 a partir de abril, en tanto que los empresarios lo aceptarían pero con un incremento de 20% sobre los haberes de abril y el 15 restante en dos cuotas.
El lunes próximo, la UOM realizará un Congreso en la ciudad de Mar del Plata donde analizará la situación salarial y la crítica situación que atraviesa el sector, uno de los más afectados por la caída de la actividad.
En la reunión paritaria participaron directivos de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina y la Cámara de la Pequeña y Mediana Industria Metalúrgica Argentina.
El sindicato y las entidades empresariales habían acordado en febrero el pago de una suma especial de $2.600 en dos cuotas, como una forma de paliar la fuerte estampida en los precios que se produjo a fines de 2015 y principios de este año.
La paritaria anterior terminó en marzo pero falta definir el porcentaje final de la mejora que recibirán unos 500 mil metalúrgicos.
"Si bien hay empresas con problemas por el ajuste de tarifas y la amenaza de importar insumos que se vienen produciendo en el país, también hay otras que han ganado mucho con el gobierno anterior y hoy pretenden enfrentar la situación reduciendo nuestros salarios", afirmó Caló, durante una movilización de metalúrgicos.

Dejanos tu comentario

miércoles 24 de mayo
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador