jueves 08 de septiembre de 2016

Investigan la fundación de Michetti para saber el origen del dinero robado

El juez Lijo quiere revisar registros contables de SUMA y las declaraciones juradas de la vice y de su pareja. La desaparición de $245.000 y U$S50.000 generó muchas dudas.

El juez federal Ariel Lijo ordenó secuestrar los libros de la fundación SUMA, que preside la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, en el marco de la causa en la que se investiga el origen del dinero que le robaron de su casa.

El magistrado libró una orden de presentación para requisar la fundación y el procedimiento se realizó ayer por la mañana, aunque los funcionarios judiciales no pudieron acceder a los libros contables de la organización porque no se encontraban en el lugar.

Durante el procedimiento, voceros de la fundación explicaron a los funcionarios judiciales que los libros contables están bajo la custodia del contador de SUMA y se comprometieron a llevarlos hoy a primera hora al juzgado que interviene en la causa.

Versión
"Esta mañana (por ayer) vinieron del juzgado con una orden de presentación, sacaron fotos, recabaron datos y elaboraron un informe. Estamos a disposición de la Justicia. Hay un contador, un abogado y nuestra directora ejecutiva trabajando en el tema", informaron fuentes de la fundación.

El juez Lijo recibió, además, una serie de declaraciones juradas que le proveyó la AFIP de las que se desprende que la fundación SUMA recibió $4.100.000 en donaciones durante el 2015 por lo que ahora intentará determinar si fueron movimientos bancarizados.

La investigación se inició luego de que el abogado Leonardo Martínez Herrero y los diputados Rodolfo Thailade y Juan Cabandié, denunciaron a la vicepresidenta con el objetivo de que se indague sobre el origen del dinero que le fue robado en noviembre.

El robo ocurrió la noche en la que se consagró vicepresidenta cuando le sustrajeron $245.000 y U$S50.000 de su casa, y por el hecho fue procesado y enviado a juicio David Cruzado, un policía que formaba parte de su custodia.

Michetti afirmó que, de lo robado, $200.000 que estaban en una bolsa de cartón provenían de donaciones a la Fundación SUMA, que 45 mil eran para el pago de refacciones en la vivienda y que los U$S50.000 eran un préstamo de su pareja, Juan Tonelli Banfi, para pagar una maestría de su hijo.

Fuentes judiciales informaron que Lijo pedirá en las próximas horas las declaraciones juradas de la pareja de la vicepresidenta para determinar si el relato de la funcionaria se condice con los bienes y activos declarados por Banfi.

En el contexto de la causa, también están siendo investigadas las fundaciones Creer y Crecer, del intendente de Lanús, Néstor Grindetti; Fundar Seguridad y Justicia, del secretario de Seguridad Eugenio Burzaco y Formar, del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, entre otros.

Dejanos tu comentario

domingo 04 de diciembre
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador