miércoles 21 de septiembre de 2016

Juicio contra un joven acusado de la muerte de su presunto cómplice en un asalto

El hecho ocurrió en una cooperativa ubicada en Godoy Cruz en agosto del 2015. Uno de los ladrones fue abatido por un custodio.

Un joven comenzó a ser juzgado en la mañana de este miércoles por intentar cometer un asalto a una cooperativa donde se desarrolló un tiroteo y su presunto cómplice terminó abatido en el lugar. El debate no sólo ventiló el hecho delictivo sino que también generó suspicacias respecto al funcionamiento de la asociación.

En la Quinta Cámara del Crimen, bajo el tribunal unipersonal integrado por Rafael Escot, comenzó el proceso oral y público que tiene imputado a Mario Javier González (22). Según determinó la investigación primaria dirigida por el fiscal Gustavo Fehlmann, este joven actuó junto a Nahuel Rivas (21) para intentar asaltar la cooperativa, aunque este último falleció en medio de una balacera.

En un principio González fue imputado bajo la calificación de robo seguido de muerte, es decir, se lo responsabiliza por el crimen de su presunto cómplice. Si bien la Justicia de Garantías luego cambió la carátula a robo agravado por el uso de arma de fuego –contempla una pena relativamente menor-, en la audiencia de este miércoles el fiscal de Cámara Javier Pascua insistió con la primera tipificación, la cual prevé condenas de 10 a 25 años de prisión.

Durante la primera jornada pasaron la totalidad de testigos. Entre ellos lo hizo el ex policía que custodiaba el lugar y que ultimó de un disparo a Rivas, quien no fue acusado en el expediente ya que los pesquisas entienden que actuó bajo legítima defensa. El hombre brindó detalles del fuego cruzado que se desató dentro de una las habitaciones y de la forma en la cual González escapó, arrojándose por la ventana de un primer piso.

El debate oral y público continuará el próximo viernes cuando se realicen los alegatos de las partes y se dicte sentencia por el hecho.

Suspicacias

Otros testigos que pasaron por la Quinta Cámara del Crimen fueron empleados de la cooperativa, que ese día se encontraban esperando en el lugar para cobrar su mensualidad. Según indicaron fuentes judiciales, sus testimonios dejaron muchas dudas respecto al funcionamiento de la asociación que, si bien era de personal tercerizado de la Municipalidad de Luján de Cuyo, tenía su sede en Godoy Cruz.

Cuando ocurrió el hecho trascendió que la organización había cambiado varias veces de nombre y los supuestos empleados no supieron describir con exactitud ante las autoridades y la prensa cuál era el funcionamiento de la cooperativa.

Sobre este punto hizo hincapié el fiscal Pascua al momento de realizar sus preguntas. Si bien fue advertido por el juez de Cámara ya que los cuestionamientos no responden al objeto procesal del juicio –la participación de González en el asalto-, el representante del Ministerio Público adelantó que podría solicitar que se extraiga una compulsa y se investigue a la organización.

Fuego cruzado

Horas después del mediodía del 14 de agosto de 2015, decenas de personas se encontraban realizando fila para cobrar sus haberes en una cooperativa ubicada en la esquina de Julio Lemos y Saenz Peña de Godoy Cruz, a metros del Hospital Español. En ese momento, dos jóvenes empujaron a dos personas que estaban en la puerta e ingresaron por la fuerza hasta el primer piso de la propiedad, donde se realizaban los pagos.

Los ladrones no esperaban encontrarse con un custodio que también estaba armado. En la habitación se desarrolló un tiroteo donde Nahuel Rivas terminó tendido en el suelo y su cómplice escapó arrojando por la ventana hacia la vereda. Minutos después, un operativo en el barrio Soberanía de Maipú logró dar con Mario González, quien tenía lesiones compatibles con la caída que sufrió.

Dejanos tu comentario

lunes 05 de diciembre
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador