jueves 27 de octubre de 2016

Los dos nenes heridos en la masacre de Godoy Cruz pasaron a sala común

Mía está estable y Lucas sigue delicado, pero está despierto y lúcido, por lo que fueron pasados a una sala común del Hospital Notti.

El nuevo parte médico del Hospital Notti indicó que Lucas y Mía evolucionan bien y fueron pasados a sala común luego de haber sido brutalmente apuñalados en su casa de Godoy Cruz, donde un hombre mató a su madre y otras dos mujeres.

Los médicos informaron que Mía, la bebé de 9 meses, se encuentra estable, y su hermano Lucas, de 11 años, continúa con tratamiento de antibióticos y con estado reservado.

Por la evolución que tuvieron los chicos, los médicos decidieron trasladarlos juntos a una sala común, donde Lucas recibe un cuidado especial debido a las heridas que todavía debe curar.

De todas formas aseguraron que está despierto, consciente y lúcido.

El domingo a la mañana, cuando un hombre mató a su madre, su tía y su bisabuela, Lucas recibió 25 puñaladas en todo su cuerpo, mientras que su hermanita tuvo heridas en la zona de su cuello.

Fueron rescatados por la Policía, luego que su otro hermanito Bautista, de 9 años, logró esconderse del asesino y llamó a su abuela para contarle lo que había ocurrido.

Daniel Zalazar, de 30 años, es el único sospechoso e imputado por triple femicidio y por intento de homicidio de los tres niños. Permanece preso en el penal Boulogne Sur Mer.

Dejanos tu comentario

miércoles 07 de diciembre
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador