martes 18 de octubre de 2016

Los gobernadores preocupados por el bono de fin de año

Avizoran que si se acuerda una suma fija para privados, los estatales también la exigirán con medidas de fuerza y las arcas provinciales no están en condiciones de afrontar el pago.

Los gobernadores de las provincias en las que más impactó la recesión miran con preocupación la negociación entre el Gobierno y la CGT, porque avizoran que si se acuerda una suma fija para privados, los estatales también la exigirán con medidas de fuerza y las arcas provinciales no están en condiciones de afrontar el pago.

Sin ayuda extraordinaria de Nación no hay bono posible, es la respuesta de la mayoría de los mandatarios provinciales a pesar de que el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, ya anticipó que el acuerdo con la CGT no contemplará a las provincias y que cada una debe analizar su propia capacidad de pago.

Las provincias vienen de cerra 2015 con un déficit fiscal consolidado equivalente al 0,9 por ciento del Producto Bruto Interno nacional, un récord desde 2004, y para este año para el ministerio de Hacienda y Finanzas prevé un rojo superior, de 1,3 puntos del PBI.

Datos de la consultora NOAnomics indican que el gasto en personal en las provincias no llegaba a 5 puntos del PBI en 2003 y en la actualidad está en 9 puntos después de que la plantilla haya crecido 53% en ese período.

En ese escenario, los gobernadores temen un aumento de la conflictividad social a nivel local si no pagan un bono después de que la Casa Rosada lo acuerde con el triunvirato de la CGT para los privados.

¿Cómo están parados los gobernadores?

El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, le pidió a la Nación que lo invite a la discusión con la CGT y los empresarios sobre el pago de un bono navideño para trabajadores privados porque de allí también surgirían definiciones para estatales, y anticipó que 1.000 pesos es insuficiente.

El mandatario puntano dijo que si la Nación pretende hacer extensivo el bono para estatales a las provincias y para ello otorgará ayuda financiera, San Luis debe estar incluida en el programa ante la "delicada situación económica" que viven los trabajadores y jubilados.

Aclaró que de todos modos, su administración provincial ya está estudiando el pago unilateral de un plus de fin de año para los estatales porque "no se le va a rehuir a la situación" que enfrentan los trabajadores, afectados por la aceleración inflacionaria.

A través de una carta enviada al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, con copia al presidente Mauricio Macri, el gobernador puntano pidió que de realizarse reuniones de planificación o discusión a tal fin, él está "dispuesto a participar de las mismas, previa invitación".

Según pudo saber NA, Rodríguez Saá teme que la Nación haga extensivo el bono y la ayuda financiera sólo a las provincias que registren una situación económica más apremiante, como por ejemplo algunas del norte y de la Patagonia, y otras como San Luis queden afuera.

La catamarqueña Lucía Corpacci también sigue de cerca las negociaciones entre el Gobierno y la CGT, por lo que al ser consultada respondió: "Nos preocupa ver de dónde vamos a conseguir los fondos".

Los gobernadores de Santa Fe, Miguel Lifschitz, y de Chaco, Domingo Peppo, ya anticiparon que sus jurisdicciones no están en condiciones de pagar un bono sin que la Nación haga una transferencia extraordinaria.

Si bien rechazó de plano la reapertura de paritarias, el gobernador cordobés Juan Schiaretti puso a su equipo económico a analizar las cuentas públicas de la provincia para ver la posibilidad de afrontar el pago de un plus de fin de año a los estatales, aunque no hay definiciones al respecto.

En un lugar similar al de Schiaretti están parados el chubutense Mario Das Neves y el salteño Juan Manuel Urtubey, quienes solicitaron a sus equipos que analicen las posibilidades financieras.

Vidal, Gutiérrez, Weretilneck y Cornejo dicen que no pueden

En Buenos Aires la gobernadora María Eugenia Vidal confirmó que su administración no otorgará un bono de fin de año a los trabajadores del Estado: "Hay que decir la vedad, no podemos afrontarlo", dijo en una reunión con senadores el lunes.

El gobernador neuquino, Omar Gutiérrez, dijo que "todavía falta mucho" mucho para fin de año por lo que su gestión no puso el pago de un plus salarial en agenda aún, pero advirtió: "Si hoy fuese fin de año, las finanzas provinciales no permitirían afrontar el pago de este bono".

Alberto Weretilneck, gobernador de Río Negro, anticipó que la provincia no está en condiciones de otorgar ningún aumento salarial a los trabajadores estatales en lo que resta del año y descartó la posibilidad de pagar un bono de fin de año.

"Necesitamos que los empleados del Estado entiendan que no hay mala voluntad o animosidad hacia ellos, pero la realidad es que hay escasez de recursos y falta de fondos, lo que nos impide otorgar cualquier tipo de incremento", señaló el rionegrino.

En Mendoza, el radical Alfredo Cornejo también descartó el pago de un bono a fin de año en medio de la puja entre la CGT y el Gobierno nacional: "No tenemos posibilidad de agregar más recursos a la planta de personal".

"El Gobierno nacional ha sido contradictorio: primero dio a entender que podía incluir a empleados públicos y privados y luego se retiró, así que creo que es un debate que está cerrado", afirmó Cornejo.

Dejanos tu comentario

viernes 09 de diciembre
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador