lunes 12 de septiembre de 2016

Macri y Lifschitz acordaron en Casa Rosada el regreso de gendarmes a Santa Fe

"Este convenio nos pone por primera vez en un escenario de coordinación de políticas de seguridad con la Nación", aseguró el gobernador de Santa Fe.

Luego de los cruces, el presidente Mauricio Macri recibió este lunes en la Casa Rosada al gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, con quien finalmente acordó el envío de fuerzas federales a la provincia para reforzar la seguridad, en el marco de un plan más amplio para coordinar estrategias y acciones de combate al narcotráfico y el delito organizado.

"Este convenio nos pone por primera vez en un escenario de coordinación de políticas de seguridad con la Nación", aseguró Lifschitz en conferencia de prensa y agregó: "Vamos a establecer una estrategia común tanto para los delitos de competencia federal como provincial".

El acuerdo prevé la creación de un "Comité Estratégico" que se encargará de elaborar las tácticas para el combate al narcotráfico y otro "Comité Operativo" que se dedicará de coordinar el día a día del trabajo en el territorio entre las fuerzas de seguridad nacionales y provinciales, lo que había sido motivo de polémica entre ambas administraciones y había trabado el convenio.

No establece en principio un número definido de gendarmes que serán enviados a la provincia, debido a que eso se resolverá "según la planificación que se hará en las próximas semanas", cuando comiencen a funcionar ambos comités, precisó el mandatario en la conferencia que compartió con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y su par del Interior, Rogelio Frigerio.

"Es una respuesta que no tiene un rédito de un color político, sino de una política de Estado para combatir el delito complejo a partir de la voluntad clara del Presidente de la Nación de ayudar a todos los argentinos y en este caso a la provincia de Santa Fe", señaló Bullrich a su turno.

Sobre la posibilidad de que la Nación tenga control sobre la policía santafesina, implicada en casos de narcotráfico, Bullrich indicó que habrá una "apertura de la información, como por ejemplo saber donde están los efectivos de las fuerzas a través de un sistema de georeferencia", pero aclaró que la manera en la que se avanzará sobre esto "se va a in decidiendo en los comités".

"En los últimos diez años el narcotráfico no estuvo presente en la agenda del gobierno anterior. Tenemos un gravísimo problema con el narcotráfico y en general con la inseguridad en todo el territorio", afirmó a su vez Frigerio, que este fin de semana estuvo en Santa Fe.

El ministro destacó además que "por primera vez estamos trabajando como un equipo" y "celebramos que finalmente, después de mucho debate y discusiones, podamos llevar a un acuerdo consensuado" con la provincia.

El acuerdo regirá hasta el 31 de diciembre del año próximo y no sólo para la ciudad de Rosario, principal foco de episodios de violencia derivados de la actividad del narcotráfico, sino que se aplicará en toda la provincia.

El Comité Estratégico, que estará presidido por la ministra Bullrich y por el gobernador Lifschitz, tendrá su primera reunión el próximo viernes en Rosario para comenzar las tareas de coordinación, ya que ambas partes indicaron que ese era un déficit que se arrastraba de los años anteriores.

"En Rosario teníamos zonas del territorio donde había un móvil de Gendarmería y al lado otro de la policía santafesina, mientras que había 30 puertos nacionales y rutas nacionales que nadie controlaba", ejemplificaron fuentes del gobierno provincial en declaraciones a NA, en alusión a la falta de coordinación que imperaba entre las fuerzas de las dos jurisdicciones.

Sobre el envío de gendarmes, Bullrich indicó que "no sólo" se trasladarán hombres de esa fuerza sino que se desplegarán "diferentes tácticas" que no van a ser dadas a conocer para no atentar contra su eficacia.

En tanto, el Comité Operativo se va a poner en marcha luego del Estratégico y se dedicará a "tareas de investigación criminal para desbaratar bandas narcos y redes de delito complejo", indicó la ministra.

El acuerdo se cerró luego de dos masivas movilizaciones que se realizaron bajo el lema "Rosario Sangra" en la ciudad santafesina, en reclamo de mayor seguridad tras los numerosos casos de homicidios producidos por delincuentes vinculados al negocio de la venta de drogas.

En tanto, Macri y Lifschitz se vieron las caras luego de algunos roces públicos que tiene como telón de fondo el posicionamiento político de ambos en una provincia clave para 2017: el Presidente había dicho que el gobernador "es el que tiene menos vocación para coordinar y trabajar en equipo", mientras que el socialista se declaró "sorprendido" por tal acusación y alegó que al jefe de Estado "le molesta la existencia del Frente Progresista".

Dejanos tu comentario

viernes 02 de diciembre
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador