lunes 30 de mayo de 2016
LIONEL MESSI

Messi y su padre afrontarán el juicio por presunto fraude fiscal

El astro argentino del Barcelona sobre la acusación de fraude declaró en septiembre de 2013: "Nunca miro los contratos. No sé lo que firmo".

El juicio contra el astro Lionel Messi y su padre Jorge por presunta evasión fiscal comenzará este martes en la Audiencia de Barcelona, donde el futbolista llegará en el transcurso de la semana para cumplir con su obligación de declarar el jueves próximo a las 5 (hora argentina), cuatro días antes del debut del seleccionado en la Copa América Centenario de Estados Unidos.

La probable ausencia de Messi en el inicio del juicio no se deberá a ningún privilegio, sino a que se beneficiará de una norma que lo exime de asistir a todo el proceso porque tanto él como Jorge afrontan un pedido de prisión inferior a dos años, límite establecido por el Código Penal español para el cumplimento efectivo de la condena.

El crack rosarino tenía previsto viajar este lunes en un vuelo privado a Barcelona desde Rosario, donde se instaló el sábado para recuperarse de un fuerte golpe lumbar sufrido el viernes en el amistoso con Honduras en el estadio Bicentenario de San Juan, preparatorio para la Copa América.

Los médicos del seleccionado nacional le aconsejaron al jugador que permanezca en reposo la mayor cantidad de tiempo posible para evitar que la postura del viaje a Europa le perjudique en el proceso de rehabilitación.

El FC Barcelona le tiene reservado un vuelo hacia San Francisco, Estados Unidos, para que una vez concluido el juicio se incorpore la concentración de la selección argentina en Santa Clara el sábado 4, a 48 horas del debut frente a Chile.

Pero antes de empezar a soñar y enfocarse en el desafío que supone conquistar la resistida Copa América para la Argentina, el capitán del seleccionado deberá superar este obstáculo extradeportivo que lo distraerá por unos días.

Messi estará sometido a una gran presión mediática debido a la enorme expectativa que generó el juicio oral en su contra, que se extenderá desde el 31 de mayo al 2 de junio. El tribunal tiene reservado un día adicional en caso de necesidad. Hay más de 50 medios y 200 periodistas acreditados.

El proceso se iniciará con el planteamiento de las cuestiones previas -que puede derivar en el archivo de la causa-, seguirá con la declaración de los testigos y peritos, luego con la comparecencia de los acusados, y los informes finales, informó el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) en un comunicado.

Las audiencias comenzarán siempre a las 10 de la mañana hora local (5 de la Argentina) y tendrán lugar en la sala polivalente de la Audiencia de Barcelona, situada en el Passeig Lluís Companys número 14, en el centro de la ciudad.

¿Quién acusa y de qué está acusado Messi?

La Fiscalía no acusa al futbolista argentino, contra el que inicialmente se querelló, y pide el archivo de la causa al entender que la estrella del Barcelona no tenía conocimiento del fraude.

Para su padre, en cambio, solicita 18 meses de prisión por la evasión de 4,1 millones de euros al fisco.

Sin embargo, la Abogacía del Estado, que representa a la Hacienda española, sí que acusa a Messi, al considerarlo "coautor" junto a su padre de la evasión, por lo que la Justicia decidió procesarlo. Solicita para ambos 7 meses y 15 días de prisión (en total 22 meses y medio) por cada uno de los tres delitos fiscales que se les imputan.

La presunta defraudación fiscal de la que están acusados Messi y su padre se deriva de la gestión de los derechos de imagen del astro, quien no pagó lo que le correspondía en concepto de Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) entre 2007 y 2009, período en el que facturó algo más de 10 millones de euros.

En el momento de solicitar las penas, las acusaciones tuvieron en cuenta el pago previo de 5,1 millones de euros a la Hacienda, así como la regularización de los siguientes ejercicios fiscales, que no estaban bajo investigación.

Antecedentes

El juez que instruyó la causa contra los Messi descartó la hipótesis del Ministerio Público y la defensa, que reclamaron su sobreseimiento bajo el argumento de que no existen "indicios de dolo", es decir, que el futbolista tenía conocimiento de la conducta delictiva que se le atribuye.

"No se discute que, presuntamente, Messi se beneficio (consciente o inconscientemente, lo que se resolverá en el juicio), de una estructura societaria integrada por diversas entidades radicadas en paraísos fiscales, de modo que los rendimientos que obtenía de sus derechos de imagen se canalizarán permaneciendo ocultos a la Hacienda española", aseguró el magistrado al rechazar en octubre de 2015 el archivo de la causa.

Messi ya declaró en 2013

"Jamás he dedicado un minuto de mi vida a leer, estudiar o analizar el contenido de documentos contractuales", sostuvo el astro al declarar en septiembre de 2013, alegando desconocimiento. "Firmé los contratos pero no se qué firmo", insistió.

"Yo me dedico a jugar al fútbol, de eso no entiendo nada, la plata la manejaba mi papá y yo confió en él", añadió respecto a la gestión de su riqueza.

Esa respuesta, espontánea, fue lo que convenció a la Fiscalía.

Además, Jorge Messi explicó que la iniciativa para la creación del entramado societario provino de él, asesorado por terceros.

Cuando vuelvan a declarar, previsiblemente mantendrán la misma línea argumental. No obstante, deberán convencer al juez de que efectivamente no tenían intención de evadir, ya que en materia fiscal la carga de la prueba se revierte.

Investigación

De acuerdo con la Fiscalía, Messi padre diseñó una estrategia que "consistió en simular la cesión de los derechos de imagen de la estrella del Barcelona a sociedades puramente instrumentales radicadas en paraísos fiscales (Belice, Uruguay) y formalizar contratos de licencia, agencia o prestación de servicios entre aquellas sociedades y otras también instrumentales domiciliadas en jurisdicciones de conveniencia, como el Reino Unido y Suiza".

Los ingresos obtenidos proceden de contratos de cesión de imagen a entidades como el FC Barcelona, Banco Sabadell, Danone, Adidas, Pepsi-Cola, Telefónica y Kuwait Food Company, que fueron firmados por el propio jugador.

Según el Ministerio Público, en 2005 Jorge Messi encargó a su ex socio, Rodolfo Schinocca, la creación de una estructura societaria opaca ante las "fundadas expectativas" del alto valor presente y futuro de los derechos de imagen del futbolista del Barcelona.

Un año después, debido a sus conflictos con Schinocca, éste fue apartado y Messi creó una segunda estructura societaria similar a través de la cual explotó los rendimientos del jugador desde 2007.

Elementos que complican su situación

Menos de dos meses antes del juicio, Messi y su padre, que defienden su inocencia, destacaron en la lista de personalidades vinculadas con sociedades offshore destapada por la investigación Panamá Papers.

De acuerdo con los documentos filtrados del despacho panameño Mossack Fonseca, los Messi adquirieron la empresa Mega Star Enterprises en Panamá precisamente unas poco después de que se los acusó de evasión fiscal en España.

La familia Messi admitió poseer la sociedad pero aseguró que el jugador nunca la utilizó y amenazó con demandar a los medios que acusaron al futbolista de poner en marcha un "nuevo entramado" para defraudar.

Dejanos tu comentario

sábado 27 de mayo
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador