domingo 14 de agosto de 2016

Montañita: un centro turístico marcado por el caso Marina y Majo

En el día del cumpleaños de María José Coni, sus familiares recorrieron la comuna donde estuvo por última vez con vida. Un lugar que cambió. Fotogalería y videos.

Enviado especial a Ecuador

Montañita es un pequeño pueblo que ha mutado varias veces en su vida. En las últimas décadas, lo que supo ser una comunidad de pescadores fue cambiando hasta convertirse en un centro del turismo joven y alternativo. Pero hace seis meses las mendocinas María José Coni (22) y Marina Mengeazzo (21) fueron asesinadas en ese lugar y todo empezó a transformarse otra vez.

Las construcciones de madera con techo de paja, los tragos tropicales y las olas que invitan a realizar deportes acuáticos formaron una combinación tentadora para los jóvenes que, mochila en la espalda, decidieron recorrer América Latina. Montañita se convirtió en un punto de visita obligado y las jóvenes mendocinas no escaparon a sus encantos.

“Para ellas fueron días felices”, asevera Gladys Steffani, madre de Majo Coni, mientras camina por las pedregosas calles del lugar. Algunos residentes la reconocen, la saludan y hasta le regalan pequeños objetos. “Estamos con usted, señora”, afirma con empatía una lugareña.

La mujer camina y camina. Investiga. Pregunta. Hay muchos cabos sueltos todavía. Entra al hostel donde su hija y Marina estuvieron alojadas por última vez. Está varios minutos hablando con la dueña y sale. Así como viajó y comenzó a cuestionar apenas se conoció el hecho, hoy repite la misma acción meses después. Luchadora incansable.

La realidad de la comuna hoy es otra. Si bien el turismo sigue siendo fundamental para su economía, ya no son mayoría los jóvenes aventureros que con pocos dólares pueden vivir en el lugar. Ahora las familias predominan en la tarde del domingo, a horas de que a 70 kilómetros, en la ciudad de Salinas, comience la etapa crucial del juicio por el doble crimen.

Los residentes de Montañita y los comerciantes de la calle -informales, tal como ellos les dicen- no quieren hablar mucho. Por lo bajo admiten la caída del turismo: “Ahora hay más gente local pero vienen sólo por el fin de semana largo”, afirma un puestero de la playa. Las muertes de Marina y Majo golpearon fuerte y no se olvidan que meses atrás tuvo lugar una de las marchas más conmovedoras en pedido de Justicia.

Otros hechos escalofriantes también sacudieron esta zona. El 5 de agosto pasado un hombre fue detenido acusado de drogar y abusar sexualmente a dos turistas británicas que se alojaban en su propiedad. El sábado pasado, un joven australiano murió al caer del segundo piso de un boliche local.

Hoy Montañita no es la misma. Turismo adulto, menor cantidad de visitantes y mayor presencia policial. Dos muchachos colombianos bajo los efectos de un vodka se pelean en la playa y los efectivos policiales intervienen. Escena casi inimaginable hace seis meses, cuando el lugar era conocido por la casi nula presencia de autoridades.

No se trata de un día más para Gladys y su hijo que la acompaña, Juan Coni. María José estaría cumpliendo 23 años. “Estamos pisando sus pisadas”, dice la madre. Las huellas todavía se sienten. En la arena queda grabado: “Feliz cumple María José. Te amamos”. El mar se llevará las letras, pero la frase quedará retumbando en Montañita.

Montañita


Dejanos tu comentario

viernes 24 de febrero
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador