domingo 04 de septiembre de 2016

Murió Carlos Bulgheroni, el hombre más rico del país

Falleció en Estados Unidos. Tenía 71 años y luchaba contra el cáncer desde los 43. Tuvo influencia en todos los gobiernos.

Buenos Aires. El millonario empresario y uno de los dueños de la petrolera Pan American Energy, Carlos Bulgheroni, de 71 años, falleció en las primeras horas de ayer en Estados Unidos.

El hombre más rico de la Argentina y presidente de la firma que es la primera productora privada de hidrocarburos de la Argentina, falleció en la clínica Mayo de la ciudad de Washington, en donde era sometido a un tratamiento contra el cáncer.

De acuerdo con la revista Forbes, Carlos y su hermano mayor Alejandro eran los argentinos más ricos con una fortuna de U$S4.600 millones, en el ranking de millonarios del planeta, según publicó el medio estadounidense en marzo, al ubicarlos en la posición 324.

Aunque de muy bajo perfil público, como uno de los principales empresarios del país tuvo vínculos con todos los mandatarios que pasaron por la Casa Rosada desde que se hiciera cargo de los negocios familiares a mediados de los '80, pero cuyos poderes efímeros –como todo mandato institucional– supo sobrellevar con éxito empresarial creciente.

Carlos era nieto de inmigrantes italianos e hijo de Alejandro Ángel Bulgheroni, quien a mediados del siglo pasado comenzó a dedicarse a la producción de aros de acero que en la industria petrolera se utilizan para la unión de tubos y que se conocen como "bridas", nombre que adquiriría la empresa con la que comenzó la fortuna familiar.

De proveedor de la petrolera estatal YPF, Bridas ingresó con el correr de los años como operador en la industria hidrocarburífera, cuyo desarrollo se profundizó cuando Carlos se hizo cargo de la compañía en 1985 a la muerte de su padre.

Los operadores del mercado recordaban que fue la audacia del menor de los Bulgheroni lo que llevó a Bridas Corporation a ser uno de los grupos económicos más influyentes de la Argentina de las últimas décadas, rol que reforzaron en 1997 con la creación de Panamerican Energy, en asociación con Amoco, la estadounidense que luego se unió a BP.

El crecimiento de aquella empresa de inicio familiar tuvo su punto cúlmine en 2010, cuando los hermanos Bulgheroni vendieron el 50% del paquete accionario de Bridas a la petrolera china CNOOC en más de U$S3.100 millones.

En 2012 otra negociación de alto impacto fue la compra de los activos que Exxomobil tenía en el país bajo la marca Esso, con lo cual Bridas y su socio chino ingresaron de la mano de la marca Axion al segmento de refinación y comercialización de combustibles.

El proceso en el cual hoy conviven las marcas Esso y Axion le permitió a Bridas disponer de una participación del 15% del mercado de venta de combustibles con una red de más de 500 estaciones de servicio en todo el país.

Bulgheroni le había anunciado el 16 de julio al presidente Mauricio Macri que PAE invertirá en el país U$S1.400 millones en tareas de exploración y producción de hidrocarburos convencionales y no convencionales. Las inversiones se destinarán principalmente a las provincias de Chubut, Neuquén y Tierra del Fuego.

"Luchador y progresista"
Buenos Aires. Bridas, Axion y Pan American Energy (PAE) destacaron ayer en un comunicado el "espíritu luchador y progresista" de Carlos Bulgheroni, tras lamentar su fallecimiento.

"Carlos Bulgheroni constituyó una expresión destacable del espíritu luchador y progresista del empresariado argentino y proyectó sus iniciativas y logros a los confines más remotos del mundo", indicaron en un comunicado conjunto.

Destacaron que "siempre soñó con un empresariado nacional que extendiera la presencia económica y cultural de nuestro país al exterior".

"Sus reflexiones se convirtieron en valiosos aportes para distintos actores globales y de la Argentina. Su ausencia será sentida por todos los hombres y mujeres de las compañías a cuya vida y progreso contribuyeron la visión y la energía de su liderazgo", indicaron.

Indicaron que la muerte del empresario se produjo "en la madrugada del sábado 3 de setiembre".

El día que se sentó a negociar con los talibanes (Por José Calero)

Era audaz, y eso tal vez explique en parte cómo hizo para pelearle mano a mano al cáncer durante 43 años, cuando los mayores especialistas en oncología del mundo le habían dado cinco meses de vida apenas cumplidos los 28.

Carlos Bulgheroni fue un empresario que apostó al límite para hacer negocios, y se va convertido en leyenda entre sus pares.

En 1973 le diagnosticaron cáncer linfático y decidió someterse a un agresivo tratamiento. Tal vez consideraba que era muy pronto para morirse.

En 2013 se cumplieron 40 años desde aquel momento bisagra y uno de sus íntimos ironizó: "El que le dijo que iba a estar muerto hace tiempo que murió".

Seguía visitando la clínica Mayo, en Estados Unidos, para hacerse chequeos, y en junio se había sometido a una nueva operación.

Tenía tres secretarias, una en Buenos Aires, otra en Madrid y otra en Milán, que cubrían una franja horaria de 24 horas y compartían una única dirección de correo electrónico para que el ejecutivo fuese ubicable en todo momento.

Nada en su carrera podrá igualar la negociación mítica que llevó a cabo a partir de mediados de los '90 con líderes fundamentalistas de Asia Central para exportar el gas de Turkmenistán, resabio de la ex Unión Soviética que limitaba con Kazajistán, Uzbekistán, Irán y Afganistán.

Allí, Bridas había encontrado enormes reservas de gas.

Las discusiones para montar un gran negocio sobre la base de ese recurso fracasaron, pero convirtieron al empresario en el primer hombre de negocios occidental capaz de entablar una ofensiva comercial en esas tierras.

Desde mediados de 1994, negoció con los temibles talibanes y con sus enemigos de la Alianza del Norte para construir un gasoducto a través de Afganistán, uno de los países más riesgosos del planeta.
Bulgheroni recordaba: "Me reuní con todos los líderes, con Ismael Khan en Herat, con Burhanuddin Rabbani y con Masud en Kabul, con Dostum en Mazar y con los talibanes en Kandahar. Me recibieron muy bien en todos lados porque los afganos entendieron que tenían que reconstruir su país y para eso necesitaban inversiones extranjeras".
domingo 04 de diciembre
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador