martes 27 de junio de 2017
PAÍS - ENTRE RÍOS

Murió en Paraná un chico que resultó ser víctima de la ballena azul

El pibe de 16 años estaba hospitalizado desde hace un mes, cuando cumplió con el último desafío del perverso juego que se propaga en las escuelas y las redes sociales.

Un adolescente de 16 años murió en el hospital San Martín, de Paraná, luego de permanecer internado desde el 31 mayo, cuando ingresó después de intentar quitarse la vida para cumplir con el desafío del juego conocido como ballena azul.

El menor, Fausto Palavecino, fue hospitalizado luego de que su madre lo hallara en estado desesperante en su casa, ubicada en El Palenque, una pequeña localidad distante unos 15 kilómetros de Paraná.

Luego de ese episodio, el padre de Fausto alertó sobre el peligroso juego: "Les pido a los papás y las mamás que controlen a sus hijos en las redes sociales, que controlen sus actitudes y denuncien en la Justicia para que esto no siga pasando. Hay jóvenes corriendo riesgo por este juego", sostuvo, también en redes sociales.

Relató que el chico "le había solicitado unos auriculares a su mamá, se los devolvió porque no andaban, se fue a acostar. Al escuchar ruidos y sentir como que había gente que hablaba en la casa, (la mamá) se levanta y lo escucha en esa situación (de atentar contra su vida) por lo que le hizo todas las reanimaciones cardíacas, respiración boca a boca", contó sobre los hechos.

Al menor lo trasladaron al hospital de Cerrito, cercano a El Palenque, y luego fue derivado a Paraná, donde falleció el domingo.

La muerte de Fausto Palavecino fue anunciada por uno de sus hermanos a través de la red social Facebook. "Gracias a todos por el apoyo incondicional, pero mi hermano se nos fue", indicó el mensaje en Facebook.

La ballena azul es un desafío originario de Rusia y su nombre surge debido a que ese animal marino, por voluntad propia, se acerca a las costas para morir.

El objetivo del juego es proponer a los participantes 50 desafíos que van preparando psicológicamente al destinatario hacia el último reto: el suicidio. El blanco predilecto de esta propuesta son niños de entre 12 y 16 años en situación de vulnerabilidad.

Ballena-azul-1920-1024x576.jpg

Otros casos
En Argentina no hay estadísticas oficiales acerca de la problemática. En San Juan, un adolescente de 14 años se intoxicó tras ingerir pastillas y avisar que estaba participando del macabro desafío, y de La Plata una niña de 12 años presentó lesiones corporales en sus extremidades, compatibles con las que impone este juego.

ballena-azul.jpg
Lo peor. La última de las pruebas del macabro juego es el suicidio.
Lo peor. La última de las pruebas del macabro juego es el suicidio.

Quieren agravar las penas a los que induzcan al suicidio
Recientemente, el diputado de Juan Fernando Brügge, del Frente Renovador, presentó en el Congreso nacional un proyecto de ley para agravar las penas contra la inducción al suicidio y crear la figura de instigación a la autolesión.

Según el diputado, "ante la aparición en las redes sociales de los denominados desafíos que incitan a los usuarios a llevar adelante una serie de acciones riesgosas, es necesario que mencionemos el vacío legal existente".

Por ello, Brügge propuso elevar de 2 a 5 años la pena por instigación al suicidio, que hoy se encuentra de 1 a 4 años, e incorporar al artículo 94 del Código Penal: "Será reprimido con prisión de un mes a un año, el que instigare o indujere a la autolesión, de cualquier tipo, de otra persona, o le ayudare a cometerla".

La iniciativa legislativa contempla como agravantes de las penas que las víctimas sean niños y adolescentes, si se utilizan las redes sociales digitales y comunicaciones electrónicas para lograr el cometido, si la víctima es una persona indeterminada, y cuando el resultado involucre a más de una persona.

lunes 25 de septiembre
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador