martes 13 de septiembre de 2016

Operaron ocho veces a la joven policía baleada por su compañera

Noelia Montenegro (26) se debate entre la vida y la muerte en el Hospital Italiano. Ingresó el 2 de agosto tras haber recibido un tiro en el abdomen cuando estaba descansando

"Ella sigue intubada. No puede hablar, pero la fuerza de la expresión de sus ojos habla de su desesperación por vivir después de 8 operaciones".

Lo confirmó muy acongojada Miriam Aguero, suegra de la subayudante de la policía de la provincia Noelia Montenegro(26), quien el 2 de agosto recibió un impacto de bala que le efectuó una compañera, mientras estaba descansando, antes de hacerse cargo de su nuevo destino como oficial.
Noelia, quien está casada con otro oficial de policía, se debate entre la vida y la muerte en terapia del Hospital Italiano, donde ayer iba a ser sometida a otra endoscopía para ver cuál es el cuadro clínico del aparato digestivo después de haber sido sometida ya a 8 intervenciones quirúrgicas. Una de estas operaciones, la de 4 de agosto, duró cinco horas.

Miriam relató a UNO que desde el Ministerio de Seguridad "se portaron muy bien con nosotros", pero pidió "ni siquiera ver a Zulema Miranda (24), porque nos destrozó la vida".

Su marido, quien también pertenece a la fuerza policial, remarcó: "Que no venga a decir que tenía poca instrucción porque lo primero que se les enseña es no mandarse macanas con el arma. Es una soberbia que no admite su propia falencia: jugaba con el arma y pasó esto. Mi bebé (así llama a Noelia), la está peleado día a día. Debería ver en qué estado está. Sigue intubada, no habla y apenas alcanza a escribir algo. Y todo por una inconsciente que nos cambió la vida de un minuto para otro".

El día fatal
La tragedia de Noelia, que involucra a toda su familia que en ningún momento se separa de su lado, sucedió justo el día en que iba a ser uno de los más importante de su vida: hacerse cargo de su nuevo destino en Guaymallén.

El hecho, que sucedió alrededor de las 15.30 en un vestidor de la Unidad Especial de Patrullaje de Guaymallén, tuvo como protagonistas a la subayudante Noelia Montenegro (25) y a su par Zulema Miranda (24).

Ambas se encontraban en el interior del sector de mujeres de la base de calle San Lorenzo casi esquina Pringles, de Guaymallén, para descansar.

En un momento dado, Miranda manipulaba el arma reglamentaria provista por la fuerza policial para comprobar su funcionamiento.

En forma accidental –esto será motivo de una exhaustiva investigación– efectuó un disparo con su pistola Taurus 9 milímetros que impactó de lleno en el abdomen de su compañera Montenegro, quien en ese instante se encontraba en la cama inferior de la misma cucheta junto a otra compañera que dormía. Noelia estaba ubicada de costado.

La fuerte detonación alertó al resto del personal, que ingresó al lugar y se encontró con la novedad de que una de sus compañeras estaba herida de bala.

Sin pérdida de tiempo, y en la ambulancia 131 del Servicio de Emergencias Coordinado, Montenegro fue trasladada al Hospital Italiano, donde ingresó de urgencia en la guardia.

Allí, el médico le diagnosticó herida de arma de fuego con orificio de entrada en el sector abdominal izquierdo y orificio de salida en el sector abdominal derecho. El balazo afectó el páncreas, el hígado y el intestino, con las graves secuelas que esto le dejó.

Peritajes y carátula
Al lugar llegó personal de la Policía Científica para establecer la mecánica del hecho que, prima facie, sería accidental. También concurrió el fiscal de Guaymallén Mauro Perassi. En un primer momento, ya que la investigación recién estaba en curso, la causa fue caratulada como lesiones culposas pero el estado de salud de Noelia hizo que esta cambiara por lesiones graves culposas.

La Inspección General de Seguridad (IGS) confirmó que en los próximos días desafectará de la fuerza a Miranda.

Dejanos tu comentario

lunes 05 de diciembre
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador