martes 05 de abril de 2016
MUNDO

Panamá papers: el primer ministro de Islandia adelantó que no renunciará

A pesar de que 20 mil personas marcharon para pedir su "cabeza", sigue firme en su postura.

El primer ministro de Islandia, Sigmundur Gunnlaugsson, adelantó que no renunciará, a pesar de que su nombre apareció en los denominados Panamá Papers y que casi 20 mil personas marcharon pidieron su renuncia y otras miles firmaron un petitorio para que dé un paso al costado, un reclamo del que se hizo eco la oposición con un pedido de voto de censura en el Parlamento.

Que 20 mil personas marchen pidiendo su renuncia no es un dato menor: Islandia tiene una superficie gigante pero apenas cuenta con 330 mil habitantes (muchos menos que Guaymallén, por ejemplo). Además, es un lugar sumamente pacífico donde rara vez se ven maniestaciones o protestas de su población. De hecho, Islandia figura como uno de los países menos corruptos del mundo... hasta ahora.

"No, el gobierno está preparado para alcanzar con gran éxito los desafíos y asuntos importantes, por lo que seguiremos trabajando en tal sentido en aras de los mejores intereses de la nación", respondió a la prensa local cuando le preguntaron por el rumor de su renuncia, que circuló profusamente por las redes sociales, según informó la versión web del diario islandés Morgunbladid.

La figura del premier no sólo quedó golpeada por la revelación de los Panamá Papers, sino por cómo reaccionó cuando un periodista de un canal de televisión sueco le preguntó por la empresa offshore que aparece en los documentos filtrados a nombre de él y de su esposa.

Ante un consulta sobre su relación con Wintris, una empresa comprada en 2007, se enfureció y tras discutir con los periodistas, se levantó y se retiró. Gunnlaugsson dijo que no está preparado para responder esas preguntas y decidió terminar con la nota.

Según la filtración, Gunnlaugsson era titular de una empresa acreedora de los bancos islandeses que se declararon en bancarrota en la famosa crisis de 2008. Compró la empresa Wintris en 2007, pero no la declaró cuando fue elegido diputado en 2009 y, ocho meses después se la vendió a su mujer por un dólar.

En una entrevista, el ministro hizo la gran Lorenzino (cuando era Ministro de Economía en una nota con un medio internacional aseguró "me quiero ir" y cortó la nota). De hecho, el ministro islandés también cortó y se fue.

Dejanos tu comentario

sábado 27 de mayo
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador