sábado 01 de abril de 2017
PAÍS

Pese a la desclasificación de archivos sobre la Guerra de Malvinas, las causas por torturas no avanzaron

La dictadura había intentado silenciar cualquier versión sobre torturas en las Islas Malvinas durante el período que duró la guerra con el Reino Unido.

La desclasificación de los archivos secretos sobre la Guerra de Malvinas en 2015 aportó información a las causas judiciales por violaciones de derechos humanos pero, según los excombatientes, la Justicia nunca solicitó indagatorias a partir de los nuevos elementos.

Así lo indicó a NA Gustavo Pirich, excombatiente, periodista y presidente de la Asociación de Combatientes de Malvinas por los Derechos Humanos, quien se refirió a la desclasificación de archivos ordenada por el decreto 503/2015, firmado el 2 de abril de ese año por la entonces presidenta Cristina Kirchner.

Pirich señaló que ese levantamiento del secreto "refrendó las causas por violación de los derechos humanos en Malvinas, vejámenes, torturas", pero precisó que esos expedientes judiciales tuvieron poco o ningún avance en los últimos años.

El excombatiente explicó que "una de las causas había llegado a la Corte Suprema, que por cuestiones formales no definió después de tres años, y ahora está en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos", pero que "en los tribunales de Río Grande hay otras, que están estancadas".

"Después de aportar el material se solicitaron las indagatorias, pero nunca se hicieron", agregó Pirich respecto de las causas judiciales por los abusos sufridos por soldados, que tramitan en los tribunales de esa ciudad de Tierra del Fuego.

En efecto, entre los archivos desclasificados se encontraron las "actas de recepción" que los soldados debieron firmar cuando volvieron al continente para dejar constancia del estado de salud y las condiciones en las que habían sido tratados en las islas.

"Eran las planillas que los servicios de Inteligencia nos hicieron firmar en Campo de Mayo, para que pusiéramos que no había observaciones. A pesar de esto, muchos declararon lo que vieron", aseguró Pirich.

La dictadura había intentado silenciar cualquier versión sobre torturas en las Islas Malvinas durante el período que duró la guerra con el Reino Unido, como se vio en otro de los documentos que fueron revelados a partir del decreto 503/2015.

Se trata de una "cartilla de recomendaciones", un texto distribuido entre los soldados que regresaron al continente y que lleva la firma del entonces subjefe segundo de Inteligencia del Batallón 601 del Ejército, coronel Mario Davico.

Allí, el militar le pedía a los soldados "no ser imprudentes en sus juicios y apreciaciones, no dejarse llevar por rumores ni noticias alarmantes" y los exhortaba: "Recordar que todos debemos perpetuar la forma heroica como nuestros soldados dieron su vida por la soberanía nacional".

Además, en 2015 la Dirección de Derechos Humanos del Ministerio de Defensa -por entonces a cargo de Agustín Rossi- presentó unas 700 actas en las que los testimonios de los soldados -clasificados como secretos- acreditan los maltratos.

Si bien en aquel entonces el Ministerio de Defensa remitió esa información a la Justicia Federal de Río Grande, la causa judicial no tuvo avances.

Dejanos tu comentario

jueves 29 de junio
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador