lunes 05 de septiembre de 2016

Pidieron procesar a una monja y citar a indagatoria a otras dos del convento de General Rodríguez

El fiscal federal Federico Delgado reclamó la citación de las religiosas por encubrir los bolsos con dinero que el ex secretario de Obras Públicas, José López.

El fiscal federal Federico Delgado apeló este lunes la falta de mérito de la monja Inés Aparicio y reclamó la citación a indagatoria de otras dos religiosas del convento de General Rodríguez por encubrir los bolsos con dinero que el ex secretario de Obras Públicas José López llevó aquella madrugada del 14 de junio pasado.

La decisión del fiscal fue tras el fallo del juez federal Daniel Rafecas en el que amplió procesamiento por enriquecimiento ilícito de López; y procesó a la esposa de éste, María Amalia Díaz; y los presuntos testaferros Andrés Galera y Eduardo Gutiérrez.

En ese mismo fallo del jueves pasado, Rafecas dictó la falta de mérito de la monja Inés, quien aparece filmada ingresando los bolsos al interior del convento y que según ella creía que contenían comestibles.

Para Delgado debe ser procesada la monja Inés y paralelamente deben ser citadas a indagatoria las religiosas de clausura María Antonia Casas y Marcela Estefanía Albín, estas dos últimas sólo habían declarado como testigos.

"Ellas habitaban el 14 de junio de 2016 una casa de oración que recibió parte de los U$S 9.000.000 de dólares que ocultó José López en horas de la madrugada. Esa suerte de desembarco, además, no tomó por sorpresa a las habitantes, sino que fue precedido de varias llamadas telefónicas que lo prepararon", acusó Delgado.

Las monjas "sabían que López esa noche pasaría por allí" y "la ausencia de sorpresa" por llegada del ex funcionario a esa hora de la madrugada son "las imágenes que captaron el momento en que Aparicio ayudó a ingresar los bolsos con dinero, bajo la atenta mirada de Albín" y "la relación" que unía al exsecretario e Obras Públicas "con las habitantes del monasterio".

"Ninguna de ellas llamó a la policía cuando vieron lo que López guardó en el lugar. Si el Señor Jesús Omar Ojeda no llamaba al 911 López hubiese tenido éxito en su decisión de ocultar el dinero", agregó.

Además, al evaluar la inimputabilidad que los médicos concluyeron respecto a la "madre Alba", de 95 años, analizó el fiscal que en virtud de los problemas médicos que ésta tiene no pudo "ejercer el gobierno del monasterio".

"Así Aparicio, Casas y Albín conocían de antemano las intenciones de José López y su esposa -como lo revelan los registros telefónicos y decidieron ayudar a ocultar el producto de un delito", agregó el fiscal.

"A partir de ese contexto de producción, es hasta comprensible porque José López acudió al monasterio. Lo que no es comprensible es que Aparicio no se halle procesada y que las demás permanezcan en calidad de testigos, porque fueron protagonistas de un segmento de los hechos", concluyó.

Dejanos tu comentario

viernes 09 de diciembre
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador