jueves 20 de octubre de 2016

Polémica: el macrismo intentó crear en secreto 70 bancas más en el Congreso

Sin embargo, sus socios radicales se los frustraron al considerarlo inoportuno. Los proyectos, ampliando el número de bancas fueron presentados hace meses pero no habían sido discutidos

No había existido discusión, pero el macrismo intentó, en medio de un proyecto que tiende a la trasparencia política, introducir una modificación que creara setenta bancas en la Cámara Baja. Sin embargo, la jugada fue advertida por sus propios radicales, que se negaron a prestarse a la estrategia e hizo caer la idea.

Faltaban pocos minutos para la medianoche cuando Mario Negri, el jefe del bloque radical, convocó de urgencia a una reunión en su despacho, del segundo piso de la Cámara de Diputados. En sigilo, un sector de la bancada de Pro estaba cerrando un acuerdo para hacer un cambio de último a la reforma electoral: pretendía reflotar el plan para sumar 70 bancas a la Cámara de diputados.

La mayoría de los diputados que respondieron al llamado de Negri ya estaban al tanto de la jugada. A lo largo del día, mientras en el recinto se repetían argumentos en discursos seguidos sólo por unos pocos, Emilio Monzó y Nicolás Massot tejían una mayoría transversal para insistir con una propuesta que había sido dejada de lado hace meses. Se la había descartado por la eventual reacción adversa que podía generar en buena parte de la sociedad.

La gran cantidad de temas en discusión, creyeron los impulsores, daba una oportunidad para retomar el debate. El reajuste en el reparto de bancas de acuerdo con los cambios demográficos figura en la Constitución. La propuesta podía generar el respaldo de diputados de todas las bancadas. En especial los de la provincia de Buenos Aires, que sumaría 30 diputados. Pero también de otros distritos grandes, como Córdoba, Santa Fe, Salta y Mendoza.

Monzó y Massot se pusieron el tema al hombro y llegaron incluso a hacer cuentas. Lo consultaron a Sergio Massa . En el Pro sostiene que el jefe del FR dio su acuerdo. El ex intendente de Tigre lo niega. Necesitaban llegar a 129 votos. Sumaron los votos del Frente Amplio Progresista (FAP) y del Frente de Izquierda (FIT), dos bancadas que habían presentado proyectos a favor de la ampliación de la Cámara baja.

En medio de esas negociaciones, Negri se dirigió a unos veinte diputados reunidos en su despacho. "Puede ser que sea justo, pero es inoportuno", afirmó, ante sus colegas. Cuestionó sobre todo las formas. No se puede impulsar una reforma para tener más transparencia y, a último momento, meter un cambio del que no se habló en toda la sesión, argumentó. El resto estuvo de acuerdo. Ya era un hecho, el radicalismo votaría en contra.

Antes de que los radicales terminaran su reunión, las novedades llegaron a los oídos del jefe del bloque de Pro. Con el rechazo del radicalismo, iba a ser muy difícil lograr la mayoría requerida. "Queremos que se discuta, pero no va a salir hoy", se resignó Massot. La jugada había sido frustrada.

Dejanos tu comentario

martes 06 de diciembre
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador