domingo 02 de julio de 2017
MUNDO

Representante del Vaticano dijo que el Papa no viene al país "para no ampliar la grieta"

Marcelo Sánchez Sorondo estimó que el pontífice "estará esperando el momento apropiado" para visita a la Argentina.

El Canciller de las Academias Pontificias, el argentino Marcelo Sánchez Sorondo, consideró que el Papa Francisco no viene "a la Argentina para no ampliar la grieta", aunque aclaró que el Sumo Pontífice "naturalmente no se mete en las opciones partidarias y las candidaturas".
"Ir a la Argentina para generar, no paz, sino más división, más grieta. Supongo yo que es la explicación, no va para no ampliar esa grieta. Estará esperando el momento apropiado", analizó Sánchez Sorondo durante una entrevista con el diario Clarín.
El representante del Vaticano dijo que no tuvo "oportunidad de hablar con el Papa" sobre la razón por la cual la Argentina no está dentro de su gira por Latinoamérica, pero explicó que los Papas "son hombres de paz" y argumentó que esa podría ser la razón por la cual Francisco no volvió a visitar su país natal.
papa.jpeg
Además, el Canciller religioso rechazó las versiones que señalan que Bergglio no tiene una buena relación con el presidente Mauricio Macri y aseguró que el líder sacerdotal quiere "que al Gobierno le vaya bien".
"Decía cuídenla a Cristina para que no la quitaran antes de fin del mandato. Hoy dirá cuídenlo a Macri. No creo que quiera otra cosa que no sea que las instituciones funcionen bien. Tanto más el desempeño de un presidente. Y tanto más un presidente argentino al cual ya recibió dos veces", sostuvo Sánchez Sorondo.
En esta línea, el religioso también defendió al Pontífice por su acercamiento a figuras de la oposición como la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, o la líder de la Túpac Amaru, Milagro Sala.
bonafini-papa.jpg
El Papa Francisco recibió hoy al presidente de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini.
El Papa Francisco recibió hoy al presidente de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini.
"En cuanto a Bonafini, él mismo lo explicó muchas veces. Es un hombre que vive el Evangelio del perdón y perdona. Bonafini le hizo de todo y él la perdonó porque está arrepentida. Con respecto a Milagro Sala, es una persona que está detenida y existe un mandato evangélico de visitar a los encarcelados", puntualizó.
A meses de las próximas elecciones legislativas en el país, el argentino, cercano a Francisco, se refirió además a la alianza que lanzaron el exsecretario de Comercio Guillermo Moreno y Gustavo Vera, presidente de La Alameda y amigo personal del Papa, aunque aclaró que el jefe del Vaticano "naturalmente no se mete en las opciones partidarias y las candidaturas".
"¡Cómo se va a meter el Papa en esas cosas! Seguramente sabe de su candidatura, pero no puede decirse que la apoya. Otra cosa es que esté contento de que su amigo y colaborador contra la trata de personas incursione en la política. Eso no tiene nada de malo", señaló.
Montenegro y Vera, de la Alameda, con la carta del Papa.
Montenegro y Vera, de la Alameda, con la carta del Papa.
Montenegro y Vera, de la Alameda, con la carta del Papa.
Sánchez Sorondo precisó que "a lo largo de su vida sacerdotal y episcopal", Bergolio "siempre apoyó a quienes, teniendo vocación, se comprometen con la política porque, ejercida rectamente, es la forma más elevada de la caridad, como decía un pontífice". "Vera nos ha ayudado mucho. Creo que es una persona que nadie puede negar que es quien más se ha ocupado en el país de erradicar, justamente, una de estas formas de esclavitud: la prostitución", destacó. Finalmente, el argentino le pidió a sus compatriotas "tener una visión menos provinciana" y "estar felices por tenerlo" a Bergoglio como jefe del Vaticano. "Por algo el Espíritu Santo -por intermedio del Colegio de Cardenales- quiso que lo hicieron Papa: el primero latinoamericano, americano y jesuita", resaltó.

Dejanos tu comentario

sábado 22 de julio
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador