miércoles 20 de abril de 2016

Se complica la permanencia de Ricardo Echegaray en la Auditoría General de la Nación

Diputados oficialistas impulsan un boicot en la AGN. Carrió quiere que lo echen y el Gobierno admite que si es procesado, se encamina a la destitución. Peronistas y massistas tampoco lo apoyan.

Ya nadie asegura la permanencia de Ricardo Echegaray como presidente de la Auditoría General de la Nación, el que debería ser el principal órgano de control del gobierno nacional. Los diputados de Cambiemos quieren que le hagan un boicot en la AGN. Elisa Carrió envió cartas a la vicepresidente y titular del Senado, Gabriela Michetti, y al presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, para que lo echen. El Gobierno, incluso, admitió que si es procesado va a impulsar su remoción y hasta en el peronismo y el massismo le bajaron el pulgar.

Todo se precipitó en las últimas horas por un nuevo pedido de indagatoria que el fiscal Gerardo Pollicita presentó ayer por su actuación como jefe de la AFIP de Cristina Kirchner. Lo acusan de complicidad con la evasión y el fraude de la empresa petrolera Oil, maniobras que alcanzarían los 8.000 millones de pesos que aún el Estado demanda que pague. "Asociación ilícita y administración fraudulenta en perjuicio del Estado", son los delitos que le achacan.

La indagatoria solicitada por Pollicita agrava la ya de por sí delicada situación judicial que enfrenta Ricardo Echegaray, luego de que el juez federal Sebastián Casanello lo citó por la actuación en el caso de la denominada "ruta del dinero K", por el que se trata de determinar si Lázaro Báez, el empresario patagónico de la obra pública y socio en empresas de la familia Kirchner, cometió los delitos de lavado de dinero y evasión.

Dejanos tu comentario

domingo 26 de febrero
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador