miércoles 07 de septiembre de 2016

Shell puso en "revisión estratégica" si sigue con las estaciones de servicio en Argentina

Mantiene fuera del alcance de ese análisis su participación en los proyectos de exploración y explotación de los recursos, el upstream.

Shell Argentina informó que la compañía está llevando adelante "una revisión estratégica" de su negocio de refinación de hidrocarburos conocida en la industria como downstream y sus activos de comercialización en el país, pero mantiene fuera del alcance de ese análisis su participación en los proyectos de exploración y explotación de los recursos, el upstream.


La precisión formulada por la filial local de la compañía angloholandesa se da luego de que el CEO global de la petrolera, Ben van Beurden, dijera en Nueva York que la empresa está revisando los activos de "downstream" para centrarse en operaciones más rentables en distintas regiones del mundo, entre ellas la Argentina.

A partir de esa definición, la compañía a nivel local aseguró: "Shell no tiene intención de perder presencia en Argentina. Una revisión estratégica de nuestra cartera de Downstream es una evaluación del modelo y activos que el negocio tiene en el país".

La aclaración de la empresa se generó a partir de la publicación de "especulaciones periodísticas" sobre los dichos de Van Beurden respecto de una supuesta decisión de venta de activos en el país, subraya el comunicado.

En ese sentido, la empresa precisó que "en respuesta a las circunstancias globales de la industria y los objetivos detrás de la combinación con BG, se está llevando a cabo una revisión estratégica solamente de el negocio de Downstream y sus activos en el país".

La referencia está hecha sobre la compra que la petrolera realizó este año gasífera BG Group por 54 mil millones de dólares, lo que le dio a Shell el control de la planta de Curtis Island y otras reservas de petróleo, desde Estados Unidos hasta Kazajistán.

A partir de esa nueva composición, Van Beurden declaró a mediados de julio que Shell pasaba a ser "más una empresa de gas que una empresa petrolera", lo que anticipaba un viraje en la concepción de su negocio y que permiten dar contexto a sus declaraciones de hoy sobre la llamada "revisión estratégica" de varios de sus activos.

Estos activos de refinación y comercialización en el país incluyen la Refinería Buenos Aires, la red de estaciones de servicio que suman unas 600 bocas de expendio en todo el país, Trading & Supply, Químicos y los negocios de Global Commercial, incluyendo GLP, Aviación, Marítimo y Lubricantes.

"Nuestros intereses en el negocio de Upstream y sus activos en Argentina están fuera del alcance de la revisión estratégica", aseveró la empresa al resaltar que "las inversiones globales de shale son prioridad de crecimiento futuro a partir del año 2020".

En ese sentido, la petrolera reafirmó: "estamos comprometidos con el desarrollo y crecimiento de nuestro negocio de no convencionales en Argentina en los años venideros", en referencia a su participación en la exploración del yacimiento de Vaca Muerta, en la provincia de Neuquén.

"Shell tiene un fuerte compromiso con la Argentina donde tenemos más de 100 años de historia", concluye el comunicado.

Dejanos tu comentario

miércoles 07 de diciembre
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador