lunes 19 de junio de 2017
MUNDO

Tras el ataque a una mezquita de Londres, las autoridades piden calma

Un conductor embistió con su vehículo el lunes de madrugada contra una multitud de gente ante una mezquita en el norte de Londres. Una persona murió.

Un conductor embistió con su vehículo el lunes de madrugada contra una multitud de gente ante una mezquita en el norte de Londres, en un ataque que la policía investigaba como incidente terrorista.

Diez personas resultaron heridas y un hombre murió en el lugar, según la policía, aunque ya estaba recibiendo primeros auxilios en el momento del ataque y no estaba claro si su muerte se debía al incidente.

El hombre de 48 años que dirigió la camioneta contra la gente que salía de las plegarias de la noche en la mezquita de Finsbury Park fue detenido y trasladado al hospital como precaución, según la policía. Fue detenido como sospechoso de intento de asesinato. Ocho personas heridas fueron trasladadas a hospitales, indicó la policía, que no identificó al sospechoso.

La policía investigaba si el fallecido, que recibía asistencia en el momento del atropello, había muerto como resultado directo del ataque, pero era demasiado pronto como para asegurarlo, señaló el subcomisario asistente de la Policía Metropolitana de Londres, Neil Basu.

La policía de la ciudad ya estaba al límite tras una serie de tragedias, como un grave incendio en el que murieron o desaparecieron 79 personas y un ataque extremista en el Puente de Londres en el que murieron siete personas. Sin embargo, indicó que pondría más agentes en las calles para tranquilizar al público. Los líderes musulmanes hicieron una llamada a la calma.

"Londres es una ciudad de muchas confesiones y muchas nacionalidades. Un ataque contra una comunidad es un ataque contra todos nosotros", dijo la jefa de policía Cressida Dick. "Los terroristas no tendrán éxito en sus intentos de dividirnos y hacernos vivir en el miedo".

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, el primer musulmán que ocupa el cargo, instó a la gente a centrarse en sus valores compartidos y pidió a la ciudad que permaneciera unida en una etapa sin precedentes en la historia de la capital británica.

"Aunque este parece ser un ataque contra una comunidad concreta, como los terribles ataques en Manchester, Westminster y el Puente de Londres, fue también un ataque a todos nuestros valores compartidos de tolerancia, libertad y respeto", afirmó. "La situación sigue en desarrollo, y pido a todos los londinenses que se mantengan tranquilos y atentos".

El imán de la mezquita impidió que la gente golpeara al agresor hasta que llegó la policía, según Sky News.

Toufik Kacimi, director general de Muslim Welfare House, dijo en declaraciones a Sky News que el ataque iba claramente dirigido contra musulmanes, que en ese momento salían de las plegarias nocturnas del Ramadán.

"Tenemos un testigo diciendo que el hombre que hizo lo que hizo, el conductor de la camioneta, dijo 'Hice mi parte', lo que indica que no es un enfermo mental", dijo Kacimi. "Esta persona era consciente. Hizo lo que hizo de forma deliberada para golpear y matar a tantos musulmanes como fuera posible, de modo que es un terrorista".

La mezquita de Finsbury Park estuvo asociada a ideología extremista durante varios años después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, pero más tarde fue cerrada y reorganizada. Hace más de una década que no se la relaciona con opiniones radicales.

El templo se encuentra a un breve recorrido a pie desde el estadio Emirates, sede del club de fútbol Arsenal en el norte de Londres.

La primera ministra británica, Theresa May, describió el episodio como un "posible ataque terrorista" y anunció que dirigiría una sesión de urgencia del gabinete de seguridad.

Indicó que sus pensamientos estaban con los heridos, sus seres queridos y el personal de emergencias que respondió al incidente.

La alerta terrorista en Gran Bretaña se encuentra en nivel de "grave" lo que significa que es muy probable que se produzca un ataque.

A principios de mes, una camioneta arrolló a peatones en el Puente de Londres, en un ataque con el vehículo y armas blancas en el que murieron ocho personas y varias más resultaron heridas en la zona cercana de Borough Market.

Los tres extremistas musulmanes que perpetraron el ataque murieron a manos de la policía.

Manchester también fue escenario de un cruento ataque cuando un individuo se inmoló con una bomba, matando a más de 20 personas durante un concierto de Ariana Grande.

sábado 21 de octubre
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador