domingo 21 de mayo de 2017
MUNDO

Trump llamó a los países musulmanes a aliarse con EEUU y a que expulsen a los "extremistas"

Al momento de analizar la situación en Siria, Trump no dudó en apuntar contra Irán como el responsables detrás de los "indescriptibles crímenes" del gobierno de Bashar Al Assad.

El presidente estadounidense, Donald Trump, disertó hoy en Riad, Arabia Saudita, frente a 55 líderes de países musulmanes a quienes llamó a renovar una alianza "que traerá beneficios para todos los ciudadanos" y pidió expulsar a los extremistas de "sus lugares de oración, sus comunidades y de la tierra santa".

Estados Unidos está preparado para luchar junto a los país musulmanes en busca de "la seguridad y los intereses comunes", aseguró Trump, tendiendo la mano a los asistentes, entre los que hay representantes de países de África, Asia y Oriente Medio.

El mandatario estadounidense dio su discurso, el más esperado de la jornada, en un centro de conferencias de la capital saudita, luego de concluida la cumbre entre los seis países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) y Estados Unidos.

Ante medio centenar de líderes del mundo musulmán, consideró que "nuestra prioridad es la seguridad de todos nuestros ciudadanos. No estamos aquí para enseñar ni para decirles a otras personas cómo vivir, qué hacer o cómo practicar su fe. En su lugar, ofrecemos una alianza".
"Las naciones de Oriente Medio no pueden esperar a que el poder estadounidense aplaste a este enemigo por ellos. Las naciones de Oriente Medio tienen que decidir qué tipo de futuro quieren para ellos mismos, sus países y sus hijos", remarcó.

"A partir de este momento, se abre un nuevo capítulo de (esta) alianza que traerá beneficios para todos los ciudadanos", añadió el mandatario de Estados Unidos, que se dirigió a los asistentes desde un atril en el centro de una lujosa sala de conferencias.

Al momento de analizar la situación en Siria, Trump no dudó en apuntar contra Irán como el responsables detrás de los "indescriptibles crímenes" del gobierno de Bashar Al Assad.

"Todo lo que está ocurriendo en Siria es culpa del régimen iraní", aseguró al destacar el trabajo de los país que "trabajan para aislar a Irán y sus fondos que financian el terrorismo".

Minutos antes que se iniciara el discurso del presidente de Estados Unidos, la Casa Blanca difundió el texto en el que se basaba la intervención como forma de disipar cualquier suspicacia sobre cuál sería el tono de la intervención.

El mandatario estadounidense también participará en la inauguración de un nuevo centro para luchar contra el radicalismo y promover la moderación.

Durante la campaña electoral que lo llevó a la jefatura del estado, Trump había desplegado un fuerte discurso antimusulmán que se recrudeció una vez llegado a la Casa Blanca con la firma de dos decretos sobre migraciones que intentaron sin éxito vetar la entrada a EEUU de ciudadanos de varios países de mayoría musulmana.

El rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz, dio el puntapié inicial al encuentro con un discurso en el que reafirmó su intención de acabar con el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en el marco de "la guerra contra el terrorismo".

"Rechazamos clasificar a los países y los pueblos por su religión o pertenencia sectaria", añadió Salman ante los representantes de países musulmanes procedentes de África, Asia y el mundo árabe.

Esta mañana, previo al inicio de las actividades oficiales, Trump, confirmó que aceptó la invitación para visitar Egipto que le transmitió el mandatario egipcio, Abdel Fattah al Sissi.

"Definitivamente pondremos eso en la lista muy pronto", dijo Trump durante su encuentro con su homólogo egipcio, a quien definió como su amigo y le agradeció su ayuda en la liberación del cooperante egipcio-estadounidense Aya Hegazy, que estuvo casi tres años en prisión en El Cairo a la espera de un juicio.
sábado 21 de octubre
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador