martes 11 de octubre de 2016

Uno de los ladrones implicados en el robo al hijo de Sanz había sido detenido por robar colectivos

Recupero la libertad durante la instrucción por el robo a un colectivo de la empresa Iselin.

Raúl Alan Juárez (18) uno de los detenidos e imputados por el violento asalto a Fernando Sanz y su familia estuvo preso por asaltar dos colectivos de la línea Iselín.

Por esas causas el joven fue trasladado, por orden de la jueza Paula Arana, a la cárcel local pero recuperó la libertad en plena instrucción tras un recurso presentado por su abogado defensor. Es que en el escrito, el letrado argumentó que Juárez usó un arma no apta para el disparo y que con ayuda de un empresario local se iba a reinsertar laboralmente.

Sin embargo el beneficio parece que al joven no le alcanzó porque el viernes a la mañana volvió a las andanzas cuando con otros tres cómplices ingresó a la vivienda del hijo del ex senador Ernesto Sanz.

Allí portó una de las "tumberas" que fueron secuestradas el sábado cuando se allanaron un par de viviendas en la Isla del río Diamante.

En esta causa hay 4 detenidos, dos fueron apresados el viernes al mediodía y los restantes el sábado.Además el juez de instrucción Gabriel Ravagnani liberó a otros dos individuos que en principio nada tuvieron que ver con el asalto a Fernando Sanz.

En este contexto Juarez junto a otro integrante de la banda fue trasladado a la Cárcel en cambio los otros dos compinches quedaron detenidos, por orden del juez, en la Brigada de Investigaciones.

Lo cierto es que Juárez deberá enfrentar ahora dos causas, la primera relacionada con dos robos a colectiveros y la segunda con el asalto a Fernando Sanz.

El joven al que le dicen "Tereré" cobró notoriedad en julio de este año cuando las cámaras de video de una de las unidades de la empresa Iselin registraron su rostro durante un asalto en la Isla del río Diamante.

Luego, cercado por los policías, Juárez acompañado de sus padres, se entregó y fue trasladado a la Cárcel.

El asalto
El viernes a la madrugada cuatro encapuchados ingresaron a la vivienda de Fernando Sanz y su familia, Allí lo amenazaron con armas de fuego, lo maniataron y le robaron unos $70.000 más prendas de vestir, calzados y los celulares.

Uno de los teléfonos era un Iphone que tiene un localizador que le permitió a los policías ubicar una de las viviendas donde se escondieron los ladrones.

Dejanos tu comentario

lunes 05 de diciembre
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador