lunes 02 de octubre de 2017
INTERNACIONALES

Ya son 58 los muertos y 515 los heridos en el tiroteo de Las Vegas

El FBI niega de que se trate de un acto terrorista. La matanza por disparos más letal de la historia de EE.UU., reivindicada por Daesh, ocurrió durante un festival de música country

Al menos 58 personas murieron y más de cinco centenares resultaron heridas en el tiroteo más letal contra una multitud de la historia de Estados Unidos, ocurrido este domingo a las diez de la noche (hora local, 00.50 GMT del lunes) en los alrededores del Casino Mandalay Bay, en Las Vegas (estado de Nevada), según informó un portavoz del hospital al que fueron trasladadas las víctimas. La Policía aseguró que el sospechoso se suicidó en la habitación del piso 32 desde la que estaba lanzando la lluvia de balas antes de la llegada de los agentes. No se cree que hubieran más atacantes. Más tarde, el asesino fue identificado como Stephen Paddock, de 64 años y residente en la zona.

Este lunes, Daesh ha reivindicado el ataque a través de su agencia de noticias Amaq, aclarando que el autor de la masacre se convirtió al islam "varios meses antes", aunque el FBI negó que se trate de un acto terrorista. "El ataque de Las Vegas se ha llevado a cabo por un soldado de Daesh en respuesta a las llamadas para atacar a los estados de la coalición", señala el mensaje del califato.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, condenó este lunes como "un acto de pura maldad" el tiroteo ocurrido anoche en Las Vegas, donde ya son 58 las personas que murieron y más de 400 resultaron heridas, y elogió la "milagrosa" actuación de las fuerzas del orden. "Estamos unidos hoy en nuestra tristeza, conmoción y luto", agregó Trump en una declaración a la prensa desde la Casa Blanca.

Embed

El jefe de la Policía Metropolitana de Las Vegas, Joseph Lombardo, explicó en rueda de prensa que creen que el atacante actuó solo, informaron Reuters y Efe. En ese momento, unas 22.000 personas asistían a un festival de música country en la explanada situada frente al casino, en la zona sur de la famosa avenida que concentra los principales hoteles y casinos de Las Vegas. "Estaban disparando desde algún punto alto. Descargaban bala tras bala", relató uno de los asistentes a la cadena local KSNV News. Miles de personas huyeron despavoridas del lugar, en muchos casos aplastando a otros asistentes al concierto. Luego fueron vistas vagando por las calles de Las Vegas con la ropa ensangrentada.

Se teme que el balance de víctimas sea provisional, ya que muchos heridos se encontraban en estado crítico. Al menos 515 personas fueron trasladadas a hospitales. Esta masacre supera a la ocurrida el 12 de junio de 2016 en el club gay Pulse, de Orlando, con 49 víctimas mortales, a manos de un estadounidense de origen afgano que fue abatido por la Policía.

Stephen Paddock.jpg
<div>Imagen del presunto responsable de la matanza, Stephen Paddock, difundida por televisiones locales</div>
Imagen del presunto responsable de la matanza, Stephen Paddock, difundida por televisiones locales

En la habitación de Stephen Paddock fueron halladas "numerosas armas de fuego", según el relato de Lombardo. En un primer momento, las autoridades aseguraron que habían localizado a una mujer de origen asiático, identificada como Marilou Danley, con la que al parecer Paddock compartía piso. Sin embargo, más adelante fuentes policiales descartaron que estuviera relacionada con el caso, según informaron las cadenas de televisión CNN y Fox News. También localizaron dos vehículos pertenecientes al sospechoso abatido.

El hermano del sospechoso, Eric Paddock, aseguró que la familia estaba estupefacta con las noticias. "No teníamos ni idea. Estamos horrorizados, desconcertados y todas nuestras condolencias para los familiares de las víctimas", lamentó el hermano por teléfono con voz temblorosa.

Testigos explicaron en las redes sociales que el ataque se produjo en el tercer día del festival Route 91 Harvest, un evento que tuvo miles de asistentes, con todas las entradas vendidas, en el que actuaron Eric Church, Sam Hunt y Jason Aldean. Precisamente este último se encontraba en el escenario en el momento del tiroteo indiscriminado, pero pudo retirarse sin resultar herido.

En un principio, medios locales que habían interceptado las comunicaciones policiales por radio hablaban de la posibilidad de que los atacantes fueran dos y que fueran armados con fusiles de asalto. Según los testigos, se escucharon largas ráfagas de disparos efectuados con algún fusil semiautomático, que provocaron el pánico entre los asistentes y que continuaron incluso después de que la banda del artista dejara de tocar. "Era una auténtica locura, me coloqué sobre los chicos para protegerlos, tienen 20 años, yo 53 y he tenido una buena vida", subrayó Mike McGarry, un asesor financiero de Filadelfia. Su camisa tenía estampadas huellas de zapatos, después de que varias personas le pisaran la espalda en su huida.

En algunos vídeos publicados en las redes sociales se pueden escuchar ráfagas de disparos mientras se ve a la gente correr despavorida, de pie preguntándose qué sucede o tirada sobre la hierba protegiéndose de los disparos. Según testigos citados por los medios locales, entre las personas que se encontraban en el suelo había algunas cubiertas de sangre. Entre los muertos hay varios policías fuera de servicio que asistían al concierto, según Lombardo, y se teme que entre los heridos haya más agentes, porque habían ido en grupo.

Las Vegas tiroteo 01.jpg
Foto: AP
Foto: AP

miércoles 18 de octubre
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador