jueves 31 de octubre de 2019
VIALE 910

La maldición de la provincia de Buenos Aires

Linda tarde para hablar de maldiciones ¿Cuál es la maldición más conocida de la historia universal? La maldición de Layo. A Layo le correspondía, por linaje real, ser el Rey de Tebas. Pero aparecen los primos y le usurpan el trono. Entonces se va a vivir a Pisa, Italia. El rey lo acoge como huésped, buena onda. Pero solo le pide un favor a cambio, que le enseñe al hijo a montar caballos.

Layo entonces se transforma en una especie de tutor del niño. Pero lo que no sabía el Rey de Pisa es que Layo era un perverso y pedófilo. Layo lo raptó y lo violó. Los dioses se enteran de esto y lo castigan con una maldición divina: 'Todo linaje de Layo va a desaparecer en un baño de sange'.

¿Quién era el hijo de Layo? Un tal Edipo... Edipo mata su padre y se casa con su madres, la reina Yocasta, sin saber quién era. Cuando se entera de lo que hizo su madre se ahorca y Edipo se saca los ojos. La maldición de Layo se cumple a la perfección.

Sinceramente, no tengo idea qué habrá hecho el primer gobernador de la provincia de Buenos Aires... pero evidentemente algo hizo porque los dioses decidieron echarle una maldición a todos sus sucesores. Señores, les presento la maldición de Dardo Rocha. Todos los gobernadores de la provincia de Buenos Aires terminan mal.

El mito se está haciendo realidad... desde Rocha ningún gobernador llegó a presidente de la Argentina. Más de un siglo y medio de maldición que sigue vigente. No nos vayamos tan lejos.

Antonio Cafiero aspiraba a suceder a Raúl Alfonsín pero Carlos Menem le ganó la interna; su vicepresidente, Eduardo Duhalde, renunció en 1991 para convertirse en gobernador de la provincia. "No le temo a esa maldición", declaró en una entrevista en 1996. Tres años después, perdió las elecciones presidenciales contra Fernando de la Rúa. Al final Duhalde terminó llegando a la Casa Rosada pero no mediante el voto popular si no a través de la Asamblea legislativa.

Carlos Ruckauff, también gobernador de la provincia venía creciendo a pasos agigantados en su carrera política. Pero gobernar la provincia lo masacró.

Daniel Scioli, fue dos veces elegido para gobernar Buenos Aires. Sin embargo cuando le tocó el turno de escalar al sillón de Rivadavia no pudo ante Mauricio Macri.

María Eugenia Vidal parecía estar destinada a ser presidenta de Argentina. Fue durante los últimos cuatro años la política con mejor imagen del país. Sin embargo, la Provincia de Buenos Aires se tragó su carrera. Esta mañana se inició la transición con el gobernador electo, Axel Kicillof y ella se quedó sin el pan y sin la torta.

¿Qué tiene la Provincia de Buenos Aires? ¿Por qué ningún gobernador llega a presidentes? Es mucho más científico de lo que nosotros creemos. Es una provincia imposible de gobernar. Es una provincia inviable que se come la carrera de cualquiera. Datos: Viven 16 millones de habitantes (40% de la población argentina), de los cuales 12 millones viven en el Conurbano, de los cuales 40% trabaja en negro, 52% no tiene cloacas, 27% no tiene agua potable, 33% no tiene red de gas natural y 29% no tiene pavimento en la cuadra.

¿Cómo puede ser que un cuarto de la población del país hacinada en un pedacito de la Provincia de Buenos Aires? Ahí es donde tenes los problemas estructurales de la Argentina. Nadie le hizo ninguna brujería al sillón de Dardo Rocha. Es un problema científico racional. No se puede gobernar una provincia con el tamaño de Italia pero las variables económicas de Bolivia.

Dejanos tu comentario

Buscador