jueves 01 de noviembre de 2018
Copa Libertadores

Boca llegó a su undécima final en Copa Libertadores

El Xeneize por primera vez se enfrentará en esta instancia decisiva a un rival del mismo país, River, su eterno rival.

Boca, en su rica historia en el trofeo más importante de clubes de América, escribirá su capítulo once en finales y por primera vez se enfrentará en esta instancia decisiva a un rival del mismo país, River, conocido como su adversario eterno.

De las diez finales que jugó, el equipo de la Ribera se consagró en seis oportunidades, dos dando la vuelta en la Bombonera y las otras cuatro fuera de la Argentina.

boca-river.jpg


Mientras que las cuatro finales perdidas fueron dos en casa y las otras dos en condición de visitante
Todo comenzó en 1963, siendo el primer club argentino en disputar una final de Libertadores y ante Santos de Pelé, considerado uno de los mejores equipos de la historia. Los dirigidos en ese momento por Adolfo Pedernera no pudieron contra ese conjunto y perdieron a doble partido: 3 a 2 en el mítico Maracaná y 2 a 1 en Buenos Aires.

Catorce años después, en 1977, la entidad consiguió su primera Copa, en el tradicional Centenario de Montevideo. El equipo que conducía el "Toto" Juan Carlos Lorenzo venció a Cruzeiro por 5 a 4, en definición por penales.

Hugo 'Loco' Gatti le detuvo el último penal al defensor brasileño Vanderlei, después de 120 minutos de juego, donde igualaron 0 a 0.

Fue el tercer partido de una serie donde Boca venció de local por 1 a 0 y luego en Belo Horizonte cayó por el mismo marcador.

Al año siguiente, Boca volvió a conquistar América esta vez empatando en Colombia ante el Deportivo Cali del "Doctor" Carlos Bilardo: 0 a 0 en terreno ajeno y un contundente 4-0 como local.

Pero en 1979 no tuvo la misma suerte ante Olimpia de Paraguay que lo venció en Asunción por 2 a 0 y luego le empató sin goles en la Bombonera para conseguir de la mano de Luis Cubilla su primera Libertadores.

Luego, Boca debió esperar el comienzo del nuevo siglo para que de la mano del "Virrey" Carlos Bianchi pudiera retomar el sendero de gloria. En 2000 se hizo de otro título, el tercero, ante el Palmeiras brasileño, con el que empató 2-2 en la Bombonera y 0-0 en el desaparecido Parque Antártica, para imponerse en la tanda de los penales.

De la misma forma, por penales, el equipo xeneize logró el título en 2001 ante Cruz Azul al que venció por 1-0 en el estadio Azteca, aunque luego perdió por el mismo marcador en Buenos Aires. En la tanda decisiva de remates desde los 12 pasos, las manos de Oscar Córdoba garantizaron el cuarto título.
Después en 2003 con un imparable Carlos Tevez, Boca venció al Santos por 2 a 0 en la Bombonera y 3 a 1 en el Morumbí paulista.

Pero al año siguiente y en la última final del ciclo Bianchi, el equipo auriazul falló ante el modesto Once Caldas colombiano, que se impuso en los penales (2-0), luego de sendas igualdades 0-0 (la Bombonera) y 1-1 (Manizales), respectivamente.

En 2007 con un Juan Román Riquelme iluminado como nunca, el club xeneize obtuvo el sexto trofeo con Miguel Russo como DT ante Gremio, en donde revistaba el arquero argentino Sebastián Saja. Fueron dos cómodos triunfos 3-0 en la Boca y 2-0 en Porto Alegre.

La última final fue con Julio Falcioni como DT y ante Corinthians. En la ida hubo empate 1-1 en la Bombonera, mientras que los paulistas vencieron por 2-0 en el Pacaembú y se consagraron por primera vez en la historia de la Libertadores. Ese fue el día en julio de 2012 en el cual Riquelme se sintió "vacío" y Boca lo sufrió como nunca.

Buscador