sábado 06 de octubre de 2018

Brasil palpita unas polarizadas elecciones presidenciales

Los candidatos queman sus últimos cartuchos para intentar convencer a los indecisos.

Los candidatos a la presidencia de Brasil queman el sábado sus últimos cartuchos para intentar convencer a los indecisos, la víspera de los comicios más polarizados del país, en los que el ultraderechista Jair Bolsonaro se presenta como el gran favorito.

Bolsonaro, con 35% de intenciones de voto según la encuesta Datafolha del jueves, sigue agitando las redes, compensando de ese modo su imposibilidad de participar en actos públicos debido a la puñalada que recibió en un mitin el 6 de septiembre.

"Está llegando el momento del cambio, de que nuestro valor sea medido por nuestro carácter", afirmó el viernes el excapitán del Ejército, de 63 años, en Instagram, llamando a "liberarse de las amarras ideológicas y a poner fin al sistema fallido que impera desde hace décadas en Brasil".

Sus partidarios planean mostrar su fuerza el sábado, con una caravana de automóviles convocada para después del mediodía frente al Congreso en Brasilia.

La campaña terminó oficialmente la noche del jueves, con el último debate entre los candidatos, en TV Globo, marcado por la ausencia de Bolsonaro, que alegó razones médicas para no participar, aunque al mismo tiempo se difundía una entrevista que le concedió a Record TV.

El candidato del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda), Fernando Haddad, segundo en las encuestas con 22% de intenciones de voto, participará por la mañana en una "caminata de la victoria" en Feira de Santana, en el estado de Bahia (nodeste).

"Queremos gobernar un país para todos y no sólo para los ricos", tuiteó Haddad, de 55 años. "El domingo es el día en que el pueblo volverá al poder", proclamó el exalcalde de Sao Paulo, designado candidato del PT después de que la la justicia electoral impugnara el mes pasado al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, que purga una pena de cárcel de 12 años por corrupción.

El PT divulgó el viernes un llamamiento de Lula, que era líder absoluto en las encuestas, para tratar de movilizar a su electorado.

"El 6 de octubre es mi cumpleaños oficial. Espero ganar como regalo el 7 de octubre el voto del pueblo brasileño a Haddad como presidente", dijo el exmandatario (2003-2010) en un mensaje manuscrito, enviado desde su celda de Curitiba (sur) y dirigido a "mi querido pueblo brasileño".

Lula cumplirá 73 años el próximo 27 de octubre. Nació en 1945, pero fue registrado oficialmente años más tarde, un 6 de octubre.

Buscador