lunes 21 de octubre de 2019
VIALE 910

Cambiemos y el coqueteo con la fábula de la cigarra y la hormiga

¿Cuál es el relato de el gobierno de Macri de Macri se siente más cómodo? Cultura de esfuerzo vs cultura de la vagancia. ¿Qué mensaje busca bajar Macri en está última parte de la campaña? Ellos están soberbios agresivos creídos pedantes y se tiraron a chantas. Nosotros estamos perfil bajo, metidos, concentrados, recorriendo en silencio, buscando la hazaña.

¿Alcanza con este relato para dar vuelta el palazo de las PASO? Parece difícil. Cambiemos coquetea con la fábula de la cigarra y la hormiga. Se siente cómodo en el papel de la hormiga aplicada trabajadora, que da la sorpresa sobre el final y busca presentar al kirchnerismo como la cigarra canchera que se durmió en los laureles del campeón. ¿Alcanza con haber ganado el segundo debate y meter 500.000 personas en la 9 de Julio?

El diagnóstico es unánime. Tanto la prensa kirchnerista, como la prensa macrista, como la prensa independiente, coinciden que este fue el mejor fin de semana de Macri desde el desastre de las PASO donde perdió por 16 puntos contra Fernández. Anoche, en el segundo debate se lo vio más suelto, más activo, más agresivo, más cómodo con los temas de corrupción y narcotráfico y por el contrario Fernández... cedió el lugar de retador y se ubicó a la defensiva, titubeó cuando habló de corrupción, aunque se mostró sólido en los temas económicos. El claro ganador fue Macri.

Pero mucho más importante que el debate fue lo que pasó el sábado en la Avenida 9 de Julio. No importa si fueron 500.000 personas o 700.000 o 1 millón. Importa que después de casi 4 años con todas las variables económicas en rojo, 'Cambiemos', logró convocar una de las movilizaciones más multitudinarias de las historia de la democracia. El domingo que viene sabremos si fue la despedida o la fiesta de la resurección.

Evidentemente hay millones de argentinos que suelen ser silenciosos, que suelen ser mansos, pero que se vieron en la necesidad de salir a la calle a manifestar su preocupación y su defensa de los valores republicanos. La marcha tenía varios mensajes:

1- No queremos más corrupción.
2- No queremos más prepotencia.
3- No queremos más mentira en la estadística pública.
4- No queremos más persecución al que piensa distinto.
5- No queremos más fiscales muertos.

Si Alberto Fernández finalmente llega a la Casa Rosada, no puede ignorar lo que se vio este sábado, en la 9 de Julio. Un sector robusto de la sociedad argentina que le está mandando un mensaje al kirchnerismo, 'está vez no estamos dispuestos a tolerar el abuso del poder'.

Sin embargo, si los Fernández tienen que saber que si vuelven a la Casa Rosada tendrán una economía frágil y un sector enorme de la población que los estará mirando con mucha atención.

Por eso, el análisis del debate y de la marcha del sábado trasciende lo electoral. Aún ganando el kirchnerismo lo que deja este fin de semana la retina de todos es que hay un inmenso sector de la sociedad que necesita ser representado. El mensaje fue: 'No vuelvas para átras'.

Dejanos tu comentario

Buscador