miércoles 19 de junio de 2019
VIALE 910

Comida chatarra, la única opción de los argentinos para estas elecciones

¿Vieron que está de moda Chernobyl? Con la serie y Nelson Castro paseando por ahí... ahora, de golpe, todos somos especialista en energía nuclear. La famosa central que explotó hace 33 años en 1986 se encontraba en Ucrania, un país que se parece mucho a la Argentina. O por lo menos tienen cosas en común, pero hay una diferencia muy grande con nuestro país. Ucrania se animó a escapar de la trampa política tradicional, conservadora, burocrática, corrupta, aburrida y votó a un presidente joven de 41 años actor, humorista, outsider llamado Volodimir Zelenski.

¡Hay que animarse! Más del 70% de la población ucraniana eligió un cambio en serio. Se hartó de los políticos tradicionales, se hartó de los mentirosos se hartó de los corruptos, se hartó de los cínicos y votó algo distinto.

Argentina, en cambio, sigue atrapada en la misma aburrida trampa de siempre. La sociedad va nuevamente camino a suicidarse y parece destinada, obligada, a tener que elegir entre dos opciones que ya fracasaron. La Argentina kirchnerista (que ya conocemos de memoria porque la vivimos 12 años) y la argentina macrista (suficiente con estos 4 años) (basta para mí).

Yo estoy convencido que hay un enorme porción de la población argentina que se hartó de estos dos bandos y quiere una tercera vía. Pero no la encuentra ni la va a encontrar. Hay demanda, pero no hay oferta. La gente quiere una alternativa pero no hay nada serio del otro lado.

"Alternativa Federal" aparecía como la única opción 'del centro' medianamente competitiva con Massa con Urtubey con Pichetto con Schiaretti con Lavagna. Entre los 5 se encargaron de destruirla en menos de un mes. Los egos y los apetitos personales de poder dinamitaron el espacio. Lavagna se negó a dar la interna, Massa se pasó al kirchnerismo; Pichetto se pasó al macrismo; Schiaretti se fue de vacaciones; Urtubey se quedó solo y entonces llamó a Lavagna de vuelta.

¿Entienden lo que digo? Hay demanda para salir de la grieta pero la oferta es de mala calidad. La sociedad quiere algo rico y le dan comida chatarra. Ténes para elegir el choripán de Cristina o la hamburgesa de Macri. Saludable, no hay nada.

Dejanos tu comentario

Buscador