martes 02 de enero de 2018
PAÍS

Con un nuevo control de asistencia, descubren a 200 "ñoquis" en Diputados

Gracias a un sistema biométrico que se puso en práctica hace dos meses, y que consiste en marcar la presencia mediante la huella dactilar, se detectó cuántos empleados cobran su sueldo sin ir a trabajar.

A tono con la política de austeridad que pretende el Poder Ejecutivo, el Congreso comenzó a controlar el presentismo de su personal para detectar eventuales "ñoquis", esto es, empleados que cobran a fin de mes su sueldo sin concurrir a trabajar.

En la Cámara de Diputados, el sistema se instrumentó hace dos meses y ya arrojó los primeros resultados: se descubrieron casi 200 "ñoquis" y otras 700 irregularidades.

El control de presentismo se aplica por medio de un sistema biométrico de identificación de la huella dactilar, tanto en el ingreso como en la salida del personal, y contempla la planta permanente y la transitoria. En la Cámara de Diputados se instrumentó el 1° de noviembre pasado; en el Senado arrancó el 1° del mes último, al igual que en la Biblioteca del Congreso, la imprenta y en la sede de la obra social.

No es la primera vez que en el Congreso se instrumenta un régimen de control de asistencia, pero hasta ahora las experiencias probaron no ser demasiado eficaces, básicamente por falta de voluntad política de las autoridades.

El sistema biométrico, en cambio, generó tal cambio que modificó, incluso, el paisaje habitual del Congreso. Los pasillos y los ingresos están inundados de empleados, los cafés aledaños están abarrotados y se reconocen viejas caras que hacía mucho tiempo no se veían por la zona. Esto es así porque, al tener que marcar asistencia con la huella dactilar, no hay forma de hacer trampa: el que quiere cobrar el sueldo debe marcar el dedo todos los días.

Fuente: La Nación

El repaso de los temas más importantes en Buenos Días América

Embed


Dejanos tu comentario

Buscador