lunes 26 de noviembre de 2018
Copa Libertadores

D'Onofrio negó que River les haya dado las entradas a la barra

Además el presidente del Millo apuntó contra Angelici al decir si a Boca le dan los puntos sería "una de las más grandes traiciones que puede hacer alguien".

El presidente de River Plate Rodolfo D'Onofrio habló en Debo Decir por A24 para aclarar varias cuestiones sobre lo vivido durante la fallida final de la Copa Libertadores.

Además de eso el dirigente millonario puso particular énfasis en desmentir que las 300 entradas que fueron confiscadas el viernes a los barrabravas del club se las haya dado la dirigencia de River.

Embed

Las declaraciones de D'Onofrio:

"No hay ninguna posibilidad de que le den por ganado el partido a Boca. Si sucede será una vergüenza absoluta y total, una de las más grandes traiciones que puede hacer alguien".

"Boca jugó en su cancha, ahora River tiene el derecho de jugar la revancha en la suya. La seguridad debe darnos garantías para que así sea, supongo que el martes en Asunción, Domínguez pondrá el día y la hora en la que se disputará el partido en el Monumental".

"Quiero que Angelici me defienda personalmente sus argumentos. Tano, ¿qué está pasando que ayer a las 19 acordamos lo que acordamos y ahora se dio vuelta todo?".

"No me llamó nadie del gobierno nacional ni de la Ciudad. Solamente crucé casualmente a Diego Santilli. El Gobierno se debe hacer cargo de lo ocurrido. El presidente (Mauricio Macri) tiene demasiados problemas como para publicar un tuit, pero puede hacer las averiguaciones de un caso de inseguridad como este para que no se vuelva a producir".

"River no puede prohibirles a los socios que estén afiliados al club o saquen sus entradas. ¿Por qué alguno de ellos tenía tantas juntos y cómo las consiguió? Eso es lo que debe averiguar la Justicia y estamos a disposición para que lo haga".

"No me cabe ninguna duda y hasta lo reconoció el jefe de la Ciudad de Buenos Aires que hubo un error por parte de la seguridad. ¿En qué se falló? Se lo dejo a los expertos".

"La agresión al micro de Boca ocurrió antes de llegar al cordón de seguridad. Como dijo el chofer, fue una impericia absoluta. Lo mínimo que se puede hacer es tener a la gente a al menos 30 ó 40 metros de distancia. No se colocaron los fenólicos en la calle que siempre están; hubo muchos errores. La diferencia con el operativo entre sábado y domingo fue abismal: el domingo parecía que iba a estar el G20 en River".

"La diferencia entre este hecho y el del gas pimienta en la Bombonera es que aquella vez fue adentro del estadio y contra los jugadores en un entretiempo. Lo de ayer pasó afuera del círculo de River. Y los gases, que fueron lacrimógenos, no fueron tirados por los hinchas de River sino por la seguridad".

Buscador