lunes 14 de mayo de 2018
ECONOMÍA

El Central define una pulseada clave por las Lebac

Será mañana. Su resultado puede impactar sobre el mercado cambiario, por una mayor demanda de dólares de inversores que decidan abandonar estas letras

Buenos Aires. Mañana será un día clave para la economía argentina. Es que el peso argentino podría enfrentar un "desorden" si el Banco Central fracasa en su esfuerzo de refinanciar el vencimiento de cerca de U$S30.000 millones en Lebac, según advirtió el JPMorgan Chase & Co.

El Banco Central tiene programada una nueva ronda de Lebac mañana con el fin de refinanciar cerca de 674.000 millones de pesos (u$s 30.000 millones) que vencen el miércoles.

El rendimiento de Lebac con vencimiento en junio saltó el viernes (inicialmente) al 43,6% en el mercado secundario, lo que llevó al Central a intervenir.

El miércoles pasado Argentina inició conversaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para un acuerdo de respaldo que ayudará a la nación a reforzar sus finanzas y respaldar el peso.

Las tasas de interés de Lebac subieron el viernes por encima de los niveles establecidos por el Central en el mercado secundario ya que los inversores minoristas buscaron dolarizar sus carteras.

"La situación sigue siendo fea", coinciden algunos analistas.

El viernes el último día que operaron los mercados (al cierre), en el mercado secundario de Lebac, el rendimiento de la Letra de plazo más corto (5 días)llegó a trepar a más del 100%.

"Estamos viendo el final de la crisis, cuando comienza a afectar al inversor minorista", dijo al El Cronista el gerente de Inversiones de la consultora GMA Capital, Nery Persichini.

La tasa que suele mirar el mercado no es la del vencimiento a menos de una semana sino la del siguiente (en este caso, la de junio), tanto por el volumen de operaciones como porque la mayor parte de las Lebac que se emitan en la licitación del miércoles se colocarán a ese plazo.

En la rueda de este viernes más de un operador reconocía que, con estos niveles, sí había que prestarle atención a la tasa corta. El Banco Central realizó ese mismo día una fuerte recompra de Lebac: en total, compró Letras con vencimiento en mayo por $30.000 millones.

El objetivo de la jugada habría sido doble: por un lado, reducir el stock del vencimiento de mañana a un precio muy bajo; por el otro, le dio liquidez al mercado y evitó que el rendimiento nominal anual de la Letra -aunque no se tratara de la principal tasa del mercado- siguiera escalando.

La compra tuvo impacto en las reservas, aunque en el balance el efecto se supone neutro (los activos se reducen a la par de los pasivos).

El director de Portfolio Personal, Pablo Castagna, consultado con El Cronista, sostuvo que "la lectura que está haciendo el mercado es que mañana, el BCRA va a tener que subir la tasa. Es por esto que el mercado secundario se anticipa y la sube antes".

Según detalló, "como el próximo vencimiento es muy importante, cerca de U$S30.000 millones que es el 52,5% del stock total de Lebac y el Central no puede correr riesgos de que mucho de eso vaya a generar presión al dólar, la forma de evitar eso es subiendo la tasa. Entonces el mercado cree que esto va a suceder y se anticipa", remarcó.

Según los analistas, la nueva licitación de representa un desafío en medio de la actual corrida contra el peso.

Los números de la operación son contundentes: la cifra representa el 52,5% del stock total de estas letras emitidas por el BCRA que superan el $1,16 billón

Su resultado puede impactar sobre el mercado cambiario por una mayor demanda de dólares de inversores que decidan abandonar estas letras. El efecto directo de un movimiento de ese tipo sería una mayor depreciación.

martes 17 de julio
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador