domingo 22 de abril de 2018
PAÍS

El día que Macri le sacó el dulce a los extranjeros

La nueva reforma tributaria, incluye a los extranjeros como parte muy importante de la recaudación.

Por Luis María Anselmi*

Extranjeros gozan en la Argentina de educación gratuita, sistema de salud también, pero que continúen con las rentas financieras totalmente gratuitas era el colmo.

La nueva reforma tributaria, incluye a los extranjeros como parte muy importante, dado que Argentina pasará a recaudar una buena tajada de impuestos por parte de residentes extranjeros que negocien financieramente en el país. A partir del 25 de abril, beneficiarios del exterior deberán tributar por sus rendimientos en intereses de depósitos a plazo en entidades financieras, rendimientos de LEBAC, rendimientos de obligaciones negociables, cuotas partes de fondos comunes de inversión, títulos de deuda de fideicomisos financieros y bonos que no se encuentren exentos, y algún que otro instrumento.

El impuesto será retenido por la entidad responsable, lo cual es muy bueno en el sentido que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) se garantiza la recaudación. En el caso de depósitos a plazo, el responsable será la entidad financiera que pague dicha renta. En cuanto a LEBAC será la entidad encargada de poseer la custodia de los títulos, en cuanto a las obligaciones negociables, títulos de deuda y bonos, entre otros, será el sujeto obligado a pagar los intereses.

El importe a retener dependerá de la ganancia neta en cada caso y cuando el adquirente de los referidos bienes sea un sujeto residente en el exterior, el ingreso del impuesto estará a cargo del representante legal domiciliado en el país del beneficiario del exterior. De no poseer un representante en el país, dicho ingreso lo efectuará el propio beneficiario, mediante transferencia bancaria internacional.Cuando el beneficiario de las rentas opte por determinar la ganancia neta sujeta a retención considerando la suma que resulte de deducir del beneficio bruto pagado o acreditado, los gastos realizados en el país necesarios para su obtención, mantenimiento y conservación, deberá informar tal situación al agente de retención o a su representante legal, poniendo a su disposición los boletos correspondientes a las operaciones u otra documentación fehaciente que acredite la adquisición y posterior enajenación de los títulos valores, así como la determinación del costo computable incluyendo, de corresponder, su respectiva actualización.

Según la normativa, los títulos públicos, obligaciones negociables, cuotas partes de renta de fondos comunes de inversión, monedas digitales y cualquier otro título emitidos en moneda nacional y sin cláusula de ajuste pagarán una alícuota del 5% sobre el mínimo no imponible que actualmente es de $66,917,91 anuales.

Los mismos instrumentos tributarán 15% de alícuota sobre el mínimo no imponible cuando estén emitidos en moneda extranjera o tengan cláusula de ajuste. Ocurre esto, por ejemplo, con los bonos que indexan por CER o con los plazos fijos UVA. En este caso, el impuesto se cobrará sobre los intereses y no sobre el capital ajustado.Las acciones de empresas que cotizan en Bolsa tributarán 15% de alícuota, siempre sobre el mínimo no imponible.Así, la renta de una inversión en Lebac o un bono sin cláusula de ajuste pagarán Ganancias a partir de los $66.917,91 de beneficio anual.

A pesar de los impuestos nuevos, la licitación de LEBAC sigue siendo la mejor opción de carrytrade (bicicleta financiera) para ahorristas.

El autor es Contador Público, Lic. en Economía, Lic. en Adm. de Empresas yAnalista Financiero

miércoles 15 de agosto
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador