viernes 01 de noviembre de 2019
VIALE 910

El Ezeizazo

El Devotazo. Pasaron 46 años pero todavía hoy se recuerda esa liberación masiva de presos en el pelan de Devoto. Año 1973, Héctor José Cámpora había ganado las elecciones de la mano de Perón. ¿Cuál era una de sus propuestas? La guerrila afuera. El que puso bomba, afuera. El que secuestró un empresario, afuera. El preso por tener libros de izquierda, afuera.

Así como en 1973 el peronismo festejó que los presos políticos de montoneros, ERP, FAR y FAP consiguieran la libertad. En el año 2019 el kirchnerismo blanquea sin ponerse colorado que están pensando estrategias para liberar a los 'presos políticos'. ¿Quiénes son los presos políticos que quedan, según Zaffaroni y Barcesat? Amado Boudou, condenado a robarse la imprenta Ciccone. José Lopez, condenado por tener U$S 9 millones sin poder justificar. Lázaro Báez, procesado por lavado de dinero. Julio De Vido, condenado por la Tragedia de Once.

¿Puede darse el nuevo Devotazo? ¿Podemos tener un Ezeizazo? No hay ninguna duda que el 'operativo libertado' está en marcha:

1- Alberto Fernández dio la lista de jueces que deberán explicar 'Barrabasadas' que firmaron.
2- Llamativamente, la Corte Suprema buscó dilatar el comienzo del juicio oral con Cristina Kirchner por el desvío de fondos de la obra pública vial en Santa Cruz.
3- Después del tsunami electoral de las PASO, 8 presos 'K' salieron en libertad.

Ahora Eduardo Barcesat, abogado de Cristina Kirchner y Hebe de Bonafini dice sin ningún problema:

Plan A- Planteos de nulidad en todas las causas de corrupción por cosa juzgada irrita.

Plan B- Declaración de ambas cámaras del Congreso dirigiendose a la Corte Suprema de Justicia para que instruya a los jueces a liberar a los presos.

Como verás, no les da vergüenza a contar lo que están tramando. Al contrario, les están avisando a los jueces federal que si no se encargan ellos de liberar a los que falta, la van a pasar mal.

El mensaje es claro: 'O los largan ustedes o nos ocupamos nosotros'. Tal vez, lo que debería analizar la justicia federal es que en las últimas semanas en la Argentina pasaron cosas. Primero en las marchas se cantó por 'justicia' y segundo, que la elección no resultó ser la paliza que esperaba el kirchnerismo.

El país no está para un nuevo Devotazo. El país no está un Ezeizazo. Por lo menos, un 40% del país mandó un mensaje contundente en las urnas aún con la economía hecha un desastre, no tienen permitido destruír la República. 'A quién le quepa el sayo, que se lo ponga'.

Dejanos tu comentario

Buscador