miércoles 17 de enero de 2018
PAÍS

El Gobierno le quitó poder a CTERA en la mesa de negociación con los docentes

El Presidente igualó con un decreto la representación de todos los sindicatos que participan en la discusión nacional.

El presidente Mauricio Macri firmó hoy un decreto que modifica la composición de la mesa nacional en la que se discute el convenio marco de la actividad docente: desde las condiciones laborales hasta el calendario educativo y el salario mínimo docente.

El decreto cambia el criterio para repartir los lugares reservados a los gremios en esa mesa de negociación. Con la modificación se pasa del actual esquema proporcional, vinculado con la cantidad de afiliados de cada gremio, a la representación pareja, con un representante por sindicato docente, sin importar el peso específico de cada organización.

En el actual reparto proporcional, Ctera tiene cinco lugares y los otros cuatro gremios con representación nacional (UDA, Sadop, CEA y AMET), uno cada uno.

El decreto modifica un decreto anterior, firmado por Néstor Kirchner en 2007, que reglamentó la ley de financiamiento educativo (26.075).

En su artículo 10, esa norma establece que el Ministerio de Educación, el Consejo Federal de Cultura y Educación y los gremios con representación nacional se reunirán para acordar un "convenio marco que incluirá pautas generales referidas a condiciones laborales, calendario educativo, salario mínimo docente y carrera docente".

En los hechos, la reforma busca licuar el poder de Ctera, que representa a más del 70 por ciento de los maestros de todo el país, y cuya capacidad de presión es clave para definir el éxito o fracaso de los paros docentes.

El decreto de Macri formaliza además el mecanismo para fijar el salario mínimo docente, que hasta 2015 se definió en la paritaria nacional.

A partir del año siguiente, con el argumento de que la situación de las provincias de cara a la negociación con los docentes es muy dispar, el Gobierno reemplazó la paritaria nacional con un esquema que prevé aumentar el salario mínimo docente de manera automática todos los años un 20 por ciento por encima del salario mínimo vital y móvil.

La modificación es considerada ilegal por los gremios, que siguen reclamando que esa discusión se dé en el marco de la paritaria nacional.

Buscador