lunes 19 de agosto de 2019
VIALE 910

El muerto se ríe del degollado

Escucho dirigentes de la oposición festejar la salida de Nicolás Dujovne, del Ministerio de Hacienda y burlarse de él. Se me ocurren ante esto dos preguntas: Da para reírse de lo que está pasando? De qué se ríen los kirchneristas si tuvieron como Ministros de Economía a Felisa Micheli, Amado Boudou, Hernán Lorenzino?

El perverso es el que disfruta jodiendo al otro, el que hace sentir mal al otro. Aquella persona que se siente bien provocando malestar en un grupo. Gente que tiene un enorme deseo de destrucción. Gente que por lo general es muy insegura, que experimenta sensaciones de triunfo.

Escucho a muchos dirigentes de la oposición y periodistas militantes disfrutar de lo que está pasando: "Te dije que iba a pasar". Hablan de Nicolás Dujovne con una autoridad moral sorprendente olvidándose, por ejemplo, que tuvieron como Ministro de Economía nada menos que a una persona que escondía plata sin declarar en una bolsa en el baño de su despacho.

Son los mismo que se olvidan que tuvieron como Ministro de Economía a una persona que se robó una imprenta gracias a sus amigos de Mar Del Plata. Son los mismos que se olvidan que tuvieron a una persona que le agarró un ataque de pánico en el medio de una entrevista cuando una periodista griega le preguntó por la inflación de la Argentina. También se olvidan que tuvieron como Ministro de Economía a una persona que ordenó suspender la medición de la pobreza.

Entonces, primera conclusión: Reirse, disfrutar con la salida de Dujovne y con que al país le está yendo sumamente mal es perverso. Revela una falla importante de la memoria que el kirchnerismo tuvo ministros nefastos y dañinos para el país.

Todo esto no saca ni un centímetro de gravedad a lo que hizo Nicolás Dujovne al frente de la hacienda. Sin dudas, quedará asociado como una de las caras del fracaso de la economía macrista.

Pero los que gozan con está situación tan delicada. Además de perversos, no se preguntan por qué siguen pasando los ministros de economía peronistas, radicales, liberales, conservadores, de izquierda o derecha y no paran de fracasar.

En 36 años de democracia ya tuvimos 24 Ministros de Economía . Es decir que, en promedio, los argentinos cambiamos de ministro cada 36 meses. Por qué alguna vez no nos preguntamos por qué fracasaron casi todos?

Aquellos que celebran la crisis que estamos viviendo, saben muy bien que dejaron un país inviable con cepo al dólar, 6 puntos del rojo fiscal y 12 millones de personas sosteniendo a 19 millones del estados. Ahora nos venden que tienen la solución para que la gente viva mejor. Como les dije el otro día, permítanme desconfiar. "El muerto se ríe del degollado".

Dejanos tu comentario

Buscador