jueves 08 de agosto de 2019
VIALE 910

Los 10 goles en contra de los políticos en plena campaña

Les quiero contar la historia del gol olímpico, según el maestro Eduardo Galeano. Parece que cuando la selección uruguaya volvió de los juegos olímpicos de 1924, los argentinos le ofrecieron un partido de festejo. Se jugó en Buenos Aires, Uruguay perdió un gol.

El puntero izquierdo, "Cesáreo Onzari", fue el autor de ese gol de la victoria. Lanzó un tiro de esquina y la pelota se metió en el arco sin que nadie la tocara. Era la primera vez en la historia del fútbol que se hacía un gol así. Según ellos, el arquero había sido empujado mientras la pelota venía en el aire. El árbitro no les hizo caso. Por homenaje o ironía, aquella rareza se llamó "gol olímpico".

Señores... el gol olímpico, como el gol de chilena, como el gol de taco, como el gol de rabona son hermosos. Pero ¿Qué cosa hay más frustrante que un buen gol en contra? Podemos decir oficialmente que estamos en la campaña con récord de golazos en contra. Uno atrás de otro se fueron sucediendo los errores no forzados, los yerros, los descuidos.

¿Qué dice el manual de la ciencia política moderna? Cuando una elección está muy pareja o polarizada, gana el que se manda menos macanas. El tema es que acá se las mandaron de un lado y del otro. Gol en contra:

1- Elisa Carrió festejando la muerte de José Manuel de la Sota.
2- Cristina Kirchner comparando la situación alimentaria de Argentina con la de Venezuela. Hasta su propio candidato a presidente, Alberto Fernández, tuvo que salir a desmarcarse de Cristina diciendo que la situación de Venezuela era mucho más grave que la Argentina.
3- Miguel Pichetto negando que iba a ser el vice de Macri.
4- Alberto Fernández peleando con periodistas.
5- Fernando Igleasias enojado con Juan Carr y River por abrir las puertas del Monumental para personas en situación de calle en los días más fríos del año.
6- Aníbal Fernández comparando a María Euguenia Vidal con el femicida Ricardo Barreda.
7- Nuevamente Carrió tratando de narcotraficante al Gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, que justamente fue baleado en su casa por un cartel narco.
8- Nuevamente Cristina Kirchner comparando una entrevista que le hizo Luis Novaresio con un interrogatorio con una picana.
9- Diego Santilli con un fallido más que interesante sobre quién era candidato a presidente de Cambiemos.
10- Otra vez Cristina ninguneando a las Pymes productoras de segundas marcas y terceras marcas. Tenía razón en que los argentinos, por la crisis, consumimos cada vez más segundas marcas. Pero lo dijo como una tilinga de recoleta.

Ahí tenes la demostración de cómo los políticos se pueden complicar solitos su propia campaña. En una elección tan pareja y polarizada son errores verdaderamente imperdonables.

¿Qué es lo que muestra esto también? La enorme mediocridad de la oferta política que tenemos. Por eso, tengo la sensación de que mucha gente elegirá a su candidato no tanto por sus méritos o propuestas si no por cuánto la garantiza que su enemigo o enemiga no retorne o sigan al poder. Otra vez, en Argentina, se van a elegir a un instrumento para que pierda nuestros peores temores.

Dejanos tu comentario

Buscador