lunes 07 de octubre de 2019
VIALE 910

Los jueces federales: los reyes del cambio de color, según la ocasión

Hermosa tarde para hablar de panqueques y camaleones. Saben ustedes que los camaleones son una familia de reptiles muy especiales, muy particulares. Tienen tres habilidades: una lengua rápida y alargada, sus ojos (pueden ser movidos independientemente uno del otro) y su color (cambian de colores según la ocasión).

Les voy a presentar una fauna muy peculiar que tiene como lugar de residencia un palacio antiguo muy bonito cerca del Río de La Plata sobre la Avenida Comodoro Py. Con ustedes, los jueces federales: los reyes del de color, según la ocasión.

Como se darán cuenta, la ventaja que tiene esta familia llamada 'justicia federal argentina' es que se acomoda a los ciclos de la naturaleza y los ciclos políticos todavía mucho más rápidos que el camaleón. Si soplan aires de 'Cambiemos', investigan y encierran la corrupción kirchnerista. Pero si soplan aires peronistas, cambian de amarillo a azul e inmediatamente ordenan liberar los calabozos de los penales de Ezeiza y Marcos Paz ¡Señores, gana Fernández, todos afuera!

Al parecer, funcionó perfectamente la amenaza que tío Alberto había hecho allá por Mayo de este año cuando nadie imaginaba que podía ser el futuro presidente de Argentina.

¿Qué hace la vergonzosa justicia federal argentina? Sabiendo que todo está dado para que el peronismo recupere el poder, se anticipa y manda un mensaje de sumisión de disciplamiento. 'Muchachos, quédense tranquilo, ya sabemos que vuelven a la rosada':

Liberación 1 - César Milani (acusado de crimenes de lesa humanidad en la última dictadura).
Liberación 2 - Gerardo Ferreyra (procesado por pago de coimas para recibir oba pública kirchnerista).
Liberación 3 - Fernando Esteche (procesado por ser uno de los partícipes de la diplomacia paralela con Irán).
Liberación 4 - Cristobal López (procesado por la evasión de $ 12.000 millones junto a su socio Fabián de Souza).

Esto produce en la Argentina bronca, porque saben que la están tomando de estúpida. Una ruptura muy profunda del contrato social ( se lesiona todavía más el pacto entre el representante, juevez, y el representado, ciudadano común). El ciudadano confirma que la justicia federal siempre es oficialista porque va arreglando con el poder de turno.

Se darán cuenta que en la Argentina todo cambia a la velocidad de la luz. Fernández ni siquiera es presidente electo, pero en los tribunales ya se trabaja como si lo fuera. No les importa mostrarse alcahuetes del poder, olfas, ni arrastrados. Lo único que les importa es conversas sus privilegios. El camaleón no siente verguenza, simplemente cambia de color para sobrevivir.

Dejanos tu comentario

Buscador