martes 23 de julio de 2019
VIALE 910

¿Está bueno que un candidato a presidente defienda a uno de los principales evasores de la Argentina?

¿Quién no recuerda esas tremendas y acaloradas discusiones entre Don Ramón y el señor Barriga por los 14 meses de renta adeudada? Don Barriga llegaba una vez por mes para cobrar el alquiler de esa humilde casita donde también vivía "La Chilindrina"... sin embargo, por algún u otro motivo Don Ramón se salía con la suya y terminaba sin pagar.

Parece que algunos candidatos a presidente tomaron muy en serio el juego de ponerse del lado del evasor o el deudor. El problema es que Don Ramón era un personaje de ficción. Pero Cristobal López, aunque parecida sacado de una película de la mafia, es real. ¿Saben cuánta plata llegó a evadir este empresario que le alquilaba departamentos y hoteles a Cristina Kirchner?

Piensen que en el crecimiento del grupo de Cristobal López durante el kirchnerismo fue exponencial, pasó de tener 9 empresas a tener 170 sociedades. Llegó a tener activos por U$S 1.000 . Llegó a tener 360 estaciones de servicio, los medios de comunicación, Oil construcciones, la Salamandra, un casino de Miami, un casino de Nequén, el Hipodromo de Palermo, banco Finansur, Hotel "El Retorno", el imperio López.

¿Cuál es el dato político? Mientras se daba este crecimiento meteórico, Lopez le alquiló dos departamentos, una oficina y 5 cocheras a la familia Kirchner. Además le giró fondos desde el Hotel "El Retorno" de Bariloche al "Alto Calafate" (principal hotel de Máximo Kirchner. ¿Qué intentó hace López antes de ir preso? Vaciar al grupo "Indalo" para quedarse con los bienes suntuosos.

Entonces, después de saber todo esto... ¿De verdad lo querés a Cristobal López libre? En algo tiene razón Alberto Fernández. Es un papelón que siga detenido bajo el régimen de prisión preventiva. Es insólito que todavía no haya ido a un juicio oral y público donde sea rápidamente juzgado por todo esto. Solo una justicia cómplice puede permitirlo. Pero ponerte del lado del evasor se explica recordando que Alberto fue su abogado y le facturó como tal y Cristina fue su socia y le facturó como tal. Por eso, todo bien con Don Ramón. Pero los evasores seriales, los prefiero condenados y presos.

Dejanos tu comentario

Buscador