jueves 22 de agosto de 2019
VIALE 910

El inconsciente y los fallidos de los políticos

Corría 1988 y el entonces vicepresidente de Estados unidos, George Bush, realizaba una visita de rutina junto con el presidente Ronald Reagan. Se suponía que debía dar un discurso, transmitido en vivo por la televisión, sobre la política agrícola y alabar sus logros. Pero en un momento dijo: "Hemos tenido triunfos. Cometimos algunos errores. Hemos tenido un poco de sexo... eh ... contratiempos.

¿Que dice Sigmund Freud? Que los lapsus o actos fallidos son interesantes. Porque son una manifestación de nuestro inconsciente. En un momento determinado aflora nuestro inconsciente: Lo que realmente pensamos lo que realmente queremos decir lo que realmente deseamos pero por algún motivo reprimimos.

En algún momento nuestro cerebro se relaja, bajan los niveles de represión y salta lo que realmente pensamos pero no queremos o no podemos decir. En las últimas horas tuvimos en la política argentina dos fallidos o lapsus muy interesantes. El primero lo protagonizó el nuevo Ministro de Hacienda y Finanzas, Hernán Lacunza. Claro, hay momentos donde uno se siente tan poderoso que se cree presidente.

Pero hay otro fallido muy interesante que protagonizó Alberto Fernández. Alberto se enoja mucho y nosotros lo padecimos cada vez que le preguntan sobre el poder real que tendrá Cristina Kirchner aún siendo vicepresidenta. No se trata de hablar de títeres o marionetas, simplemente de un hecho objetivo. Si el kirchnerismo retoma el poder desde el 10 de Diciembre, Cristina reinará pero no gobernará. 7 hechos concretos para argumentar mi posición:

1- Ella es la dirigente que más votos aporta para la vicroria peronista.
2- Ella es la que designó a Alberto Fernández como candidato a presidente.
3- Ella es la que se auto-nominó como candidata a vicepresidenta.
4- Ella es la que aprobó cada uno de los regresos al kirchnerismo (Massa, Felipe Solá, Victoria Donda, Chino Navarro, etc).
5- Ella fue 8 años presidenta de la Nación.
6- Ella ya fue la jefa de Alberto Fernández.
7- Ella diseño la mayoría de las listas de candidatos a diputados y senadores.

Si a todo esto le sumamos que una eventual presidencia de Alberto Fernández se va a topar con una situación económica y social tremendamente delicada. Con casi 40 puntos de pobreza, con casi 12 puntos de desocupación, con más de 60 puntos de inflación y con peligro inminente de default... pues entonces, vale preguntarse, ¿Con qué grado de libertad gobernará Fernández sabiendo que penderá sobre él una espada de Damocles llamada Cristina Kirchner?

Es cierto que Fernández tiene personalidad. Es cierto que Fernández tendrá lapicera y la chequera. Es cierto que el poder ejecutivo es unipersonal. Es cierto que Kirchner se comió a Duhalde en cuestión de meses. Tan cierto como que el país no le dará respiro y Cristina estará preparada para hacerle marca personal. Ante el primer error o desliz, el choque será inevitable. y Sino preguntale a Freud ¿Por qué tenemos fallidos tan interesantes?

Dejanos tu comentario

Buscador