jueves 24 de octubre de 2019
VIALE 910

Las falsas promesas

¿Está bien mentira? Se supone que no. El judaísmo y el cristianismo nos mandan al mismo lugar, Mandamiento 8: "no mentiras". ¿Y si es una mentira piadosa? ¿Y si con una mentira estás protegiendo a tu hijo?

Platón escribe en 'La República' sobre esto': "la verdad debe ser valorada, pero... a veces la mentira puede ser útil". ¿Qué pensaba él? que los dioses habían puesto en la sangre de las personas diferentes tipos de metales. Oro en los gobernantes; plata en los guerreros; bronce en los campesinos y artesanos. Entonces... los hijos de los gobernantes nacían con oro en las venas y estaba destinados a mandar. También decía que los hijos de algunos campesinos y algunos obreros podrían llegar a ascender y gobernar ¿A qué aduce? Que aunque esto fuese falso, si la gente lo creyera, se lograría tener una sociedad ordenada.

El presidente Macri llamó en las últimas horas a no caer en falsas promesas. Si, el mismo Macri que prometió pobreza cero, unir a los argentinos, no devaluar la moneda y bajar la inflación a un dígito.

¿Cómo hacemos para explicarle al presidente que la sociedad argentina vive engañada por sus políticos? ¿Cómo hacemos para que entienda que casi todos los presidentes de la democracia le mintieron en la cara y no fueron precisamente, como quería Platón, mentiras nobles? Fueron mentiras alevosas fueron mentiras viles.

Promesas de Menem en la campaña de 1989. No solo nunca llegó la revolución productiva y el salariazos si no que Argentina sufrió el mayor de desindustralización después de la dictadura. Y además nos dimos el lujo de privatizar un recurso estratégico como el petróleo.

Sigamos... promesas de Fernando de la Rúa en la campaña 1999. Prometía mantener la convertibilidad cavallista pero con honestidad, sin derroche, sin frivolidad, sin corrupción. Un año más tarde explotó el escándalo de la Banelco. Las coimas a los senadores peronistas para aprobar la ley de flexibilización laboral.

Sigamos... promesas de Eduardo Duhalde en su primer día como presidente. Obviamente esta promesa nunca se cumplió. El que depositó dólares recibió presos pero con el dólar valiendo $ 1,40 (con lo cual te sacó el 40% de tus ahorrros) (eso se llamó pesificación asimétrica).

Sigamos... promesas de Néstor Kirchner en la campaña del 2003. Supongo que Kirchner se confundió. No era traje a raya para los evasores. Era traje de Hugo Boss para evasores. Los mejores trajes, los mejores yates, los mejores aviones privados, las mejores mansiones. Dos, los más grandes evasores fueron sus socios, Lázaro Báez y Cristobál López. Es cierto que ambos terminaron en cana pero ya bajo el gobierno de Macri. Ahora que vuelve el peronismo, Cristobal ya salió y lo de Lázaro es cuestión de semanas.

Sigamos... promesas de Cristina Kirchner en la campaña 2007. Terminó usando el Estado para pelearse con los medios, con el campo, con la clase media, con el abuelito que compraba dólares, con Ricardo Darín, con Nisman, Fayt, De la Sota, Binner, Macri y hasta con Scioli. No era calidad institucional era crispación institucional.

Sigamos... promesas de Maurcio Macri en la campaña 2015. Prometió pobreza cero, le faltó un cuatro adelante (40% de pobreza). Prometió un dígito de inflación. Le faltó un seis adelante (60 puntos de inflación). Prometió no devaluar pero devaluó la moneda 300$. Prometió unir a los argentinos y no estaríamos muy unidos.

En fin... como se darán cuneta, la gran mayoría de los presidentes de la democracia nos fallaron, nos prometieron y no cumplieron. ¿Cómo hago entonces para creerle a Alberto Fernández que me va a cuidar si el firmó el decreto de intervención del INDEC? ¿Cómo hago entonces para creerle a Macri que ahora va a cumplir las promesas que no cumplió? ¿Cómo hago para confiar cuando yo como argentino fui permanentemente defraudado?

Entérese señor Fernández , señor Macri. Los argentinos no los votan con amor o confianza.Los votan solamente para castigar al oto.

Dejanos tu comentario

Buscador