Paulo Vilouta
En vivo
Escuchá VILOUTA 910
Lun. a Vie. | 6 hs
PASTOR 910
La maestra de Lionel Messi que le pide que no vuelva a Rosario: "Que venga, pero no a vivir"
La figura de Lionel Messi

Durante su paso por la escuela número 66, ubicada en el sur de Rosario, Lionel Messi tuvo como maestra de Lengua a Graciela González, una docente que meses atrás fue noticia tras agradecerle al futbolista por el mensaje que transmitió con el título mundial en Qatar, y la misma que hoy le pide que no vuelva a vivir a esa ciudad.

"Que siga viniendo a Rosario, pero que no venga a vivir todavía. Que venga como viene a pasar las Fiestas, por un tiempo breve. Pero imaginarlo a Lionel con sus hijos en la escuela, que puedan llegar a un secuestro para que liberen a un jefe de estos o para presionar a un juez... Me da mucho temor por él", reconoció Graciela durante una entrevista con Pastor 910, por Radio La Red.

Embed

La frase de la docente se da en el marco de la conmoción que vive esa ciudad por el aumento de la violencia y la inseguridad, que en estos últimos días parecieron alcanzar su pico a partir de la balacera contra un supermercado de los suegros de Messi y el asesinato del menor Máximo Jerez a manos de una banda narco.

"Esto es algo que se veía venir, es un largo proceso, que empeoró con el ingreso de la droga y de la venta dentro de las comunidades más empobrecidas. Y también influyó la falta de trabajo", afirmó la docente, quien también reveló algunas situaciones que le tocó vivir dentro mismo de una escuela.

"Cuando tomé la dirección de un colegio de la zona sur, empezaron los primeros indicios: desde una docente que vendía drogas hasta chicos en la nocturna que venían armados. El caso de la docente fue en 2008: se hizo todo un seguimiento, una denuncia, y terminó con una amenaza al personal directivo de parte de una banda que entró al colegio a interrumpir el acto del 9 de Julio", contó.

Por otro lado, Graciela también habló de las diferencias entre aquel Rosario, cuando era maestra de Messi, y el de hoy, azotado por la violencia.

"Hace 20 años, durante un período intermedio, yo iba a hacer alfabetización en una villa. Iba en bicicleta con uno de mis hijos y nunca pensé que me podía pasar algo. Había seguridad en cualquier lugar donde uno estaba. No teníamos alumnos amenazados, no existía esta cosa de ahora, de que no hay ley, que vale todo. No hay autoridad", afirmó.

CgooZnVuY3Rpb24oKXsKdmFyIHVzZXJFbWFpbENvb2tpZSA9IGRvY3VtZW50LmNvb2tpZS5yZXBsYWNlKC8oPzooPzpefC4qO1xzKilUREVtYWlsXHMqXD1ccyooW147XSopLiokKXxeLiokLywgIiQxIik7CnZhciB0cmFja2luZ0V2ZW50ID0gewp1cmw6ICJodHRwczovL3RyYWNrZXIudGhpbmtpbmRvdC5jb20vaW5nZXN0L2V2ZW50IiwKb2JqZWN0X2lkX3JlZ2V4OiAiIiwKZXZlbnQ6IHsKb3JnYW5pemF0aW9uX2lkOiAyOTYsCmFwcGxpY2F0aW9uX2lkOiAibGEtcmVkIiwKb2JqZWN0X3R5cGU6ICJOb3RhIiwKb2JqZWN0X2lkOiAiMTA4MjAzMSIsCm9iamVjdF91cmw6IHdpbmRvdy5sb2NhdGlvbi5ocmVmLApwdWJsaWNhdGlvbl9kYXRlOiAiMjAxNi0wMS0wMVQwMTowMTowMS4wMDBaIiwKdmFyXzE6IFsiTGlvbmVsIE1lc3NpIiwiUm9zYXJpbyIsIiJdLCAvL2kuZTogYXV0aG9ycyBpZHMKdmFyXzI6IFsiUEFTVE9SIDkxMCIsIk5PVElDSUFTIiwiIl0sIC8vaS5lOiBjYXRlZ29yaWVzIGlkcwp2YXJfMzogWyIiXSwKdmFyXzQ6IFt1bmVzY2FwZSh1c2VyRW1haWxDb29raWUpXQp9Cn07CnZhciB0cmEgPSBkb2N1bWVudC5jcmVhdGVFbGVtZW50KCdzY3JpcHQnKTsKdHJhLnR5cGUgPSAndGV4dC9qYXZhc2NyaXB0JzsKdHJhLmFzeW5jID0gdHJ1ZTsKdHJhLnNyYyA9ICdodHRwczovL2Nkbi50aGlua2luZG90LmNvbS90cmFja2VyL3RyYWNrZXItMS40Lm1pbi5qcyc7CnRyYS5vbmxvYWQgPSB0cmEub25yZWFkeXN0YXRlY2hhbmdlID0gZnVuY3Rpb24oKSB7CnZhciBycyA9IHRoaXMucmVhZHlTdGF0ZTsKaWYgKHJzICYmIHJzICE9ICdjb21wbGV0ZScgJiYgcnMgIT0gJ2xvYWRlZCcpIHJldHVybjsKdHJ5IHsKdHJhY2tlcl9ldmVudCh0cmFja2luZ0V2ZW50KTsKfSBjYXRjaCAoZSkgewpjb25zb2xlLmxvZygidHJhY2tlciBlcnJvciAiICsgZSk7Cn0KfTsKKGRvY3VtZW50LmdldEVsZW1lbnRzQnlUYWdOYW1lKCdoZWFkJylbMF18fGRvY3VtZW50LmdldEVsZW1lbnRzQnlUYWdOYW1lKCdib2R5JylbMF0pLmFwcGVuZENoaWxkKHRyYSk7Cn0pKCk7Cgo=
Paulo Vilouta
En vivo
VILOUTA 910
Con Paulo Vilouta